Conocimiento y educación científica para la juventud de Oaxaca

Javier Jarquín JacintoJavier Jarquín Jacinto

Jorge Buendía-Buendía (izquierda), coordinador de Clubes de Ciencia México en Oaxaca y Óscar Pineda-Catalán, maestro de la Universidad de Chicago.

¿Cuáles son las características o requisitos que necesita un humano para viajar a Marte y cómo impacta este largo viaje en el cuerpo? ¿Cómo es que el cáculo diferencial e integral permiten intepretar la matemática de los fenómenos naturales? ¿Conoces la magia del álgebra que posee el cubo de Rubik, o imaginabas que la genética interviene para percibir el sabor amargo en la lengua?

Todo esto lo podrías conocer gracias a los Clubes de Ciencia México 2018, una serie de eventos científicos de verano que buscan fomentar la importancia de las ciencias en la educación de los jóvenes.

Los clubes son totalmente gratuitos para los estudiantes oaxaqueños que se inscribieron para la edición de este año, entre ellos del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (CBTIS), del Colegio de Bachilleres del Estado de Oaxaca (Cobao), de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) o del colegio Blaise Pascale.

Además, como parte de las actividades de los clubes, este miércoles realizarán a las 17 horas una plática con la embajada de Estados Unidos, con acceso para todo el público, para conversar acerca de las oportunidades educativas para mexicanos, en la que se detallarán los procesos para conseguir becas en el vecino país o solicitar accesos a maestrías y doctorados. El evento será en el colegio Pedro de Córdova, Cosijoeza #202, colonia Centro.

Los clubes en Oaxaca

Este año, los Clubes de Ciencia realizan su cuarta edición con cuatro bloques, que ofrecen a los candidatos inscritos un aprendizaje directo de talleristas nacionales y extranjeros que poseen doctorados de universidades como Harvard, el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (Cicese), el Instituto Tecnológico de California (Caltech, por sus siglas en inglés), la Universidad de Guanajuato, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) o la Universidad de Chicago.

Los clubes e instructores de esta edición son los siguientes: Rompecabezas imposibles: el álgebra del cubo de Rubik, impartido por Alan Chang (Universidad de Chicago) y María Folc (Universidad de Guanajuato). Taking the bitter taste out of genetic analysis (Quitando el sabor amargo del análisis genético), impartido por Keving Magnaye (Universidad de Chicago).

Next stop, Mars! Long-term space travel and the human body! (Siguiente parada, ¡Marte!, ¡el largo viaje espacial y el cuerpo humano!), impartido por Fernando Flores Guzmán (UNAM) y Heather Leigh (del Caltech); y finalmente Rocas, agua y electricidad: matemáticas de la visualización, a cargo de Marco López (Universidad del Norte de Texas) y Marco Oliva (Cicese).

Potencial oaxaqueño

"Esta es una organización totalmente de voluntarios que inició en 2014; todos eramos estudiantes que realizaban alguna maestría, doctorado o post doctorado en escuelas como Broad Institute de MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) y Harvard", comenta Jorge Buendía-Buendía, el coordinador de Clubes de Ciencia México en Oaxaca.

"Es una semana intensiva en la que jóvenes de preparatoria y licenciatura toman un taller con investigadores (uno extranjero y otro nacional), desarrollan un proyecto para que los chavos por su propia cuenta conozcan qué y cómo es hacer ciencia. Este verano tenemos presencia en nueve ciudades de México, en Latinoamérica y por primera vez en España", comentó Buendía sobre la organización de esta cuarta edición.

Otro de los coordinadores en Oaxaca es el doctor Óscar Pineda-Catalán, profesor de la Universidad de Chicago que destacó como esa institución tiene la intención de hallar talento científico latinoamericano: "En la Universidad están interesados en formar una red institucional en América Latina y realizar una convocatoria interna para desarrollar y ofrecer proyectos educativos, de investigación y de vinculación con instituciones académicas".

El jueves 9 de agosto a las 17 horas se realizará el segundo Café de Ciencias en la incubadora Cognitivo de la Universidad Tecnológica de los Valles Centrales de Oaxaca, en la calle Netzahualcóyotl #309, colonia Reforma. Mientras que el sábado se realizará desde temprano la clausura y exposición de los proyectos en el Instituto Blaise Pascale. Ambos eventos serán con acceso libre.

"Los clubes fueron iniciativa del oaxaqueño Rogelio Hernández, quien realizaba un doctarado en Harvard y decidió traer esta difusión científica al estado; planeamos seguir en esta ciudad porque pensamos que es una de las que más lo necesita, sin importar las dificultades logísticas por algún paro. En Oaxaca es importante impulsar la educación científica", concluyó el coordinador Jorge Buendía.