Oaxaca, entre los 5 estados con alta discriminación: el 24.9% de sus ciudadanos la padecen

Oaxaca.- El estado supera la media nacional de mexicanos (20.2 por ciento) que declararon haber sido discriminados por caraterísticas y rasgos personales: 24.9 por ciento de los oaxaqueños sufrió alguna vez del menosprecio debido a su tonalidad de piel, su lengua y manera de hablar, por su orientación sexual o clase social -colocando a la entidad como la cuarta con mayor prevalencia de discriminación.

Puebla resultó ser el estado con la más alta prevalencia de discriminación en México: 28.4 por ciento de la población de 18 años y más declaró haber sido discriminada.

Al igual que el resto del país, en Oaxaca 1 de cada 5 habitantes es víctima de la discriminación y los principales motivos a nivel nacional son la forma de vestir o arreglo personal, el peso y la estatura, las creencias religiosas y la edad.

 

Además el 75.6 por ciento de los participantes en la entidad oaxaqueña destacaron que "justifican poco o nada que dos personas del mismo sexo vivan juntas como pareja" -el estado ocupa la cuarta posición luego de Tabasco, Veracruz y Chiapas en primer lugar.

 

Las cifras mencionadas fueron los principales resultados que obtuvo la Encuesta Nacional sobre Discriminación (Enadis 2017; la cual recopiló datos de agosto de 2016 a octubre del año anterior), una investigación que gestionó el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en colaboración con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Tonalidad de la piel, ¿un medidor de clases?

Cuando las personas tuvieron que seleccionar su tono de piel lo hicieron en una escala con 10 valores, de la A a la K (siendo la primera letra el tono más oscuro y la última el más claro); más de la mitad de la población (59.2 por ciento) se declaró con los tonos F y G (entre una tez morena y un poco más clara).

 

Pero la discriminación estructural que menciona la Enadis 2017 refleja que el nivel de escolaridad y de ocupación laboral podrían reflejarse en los tonos de piel y la discriminación con personas de piel más oscura.
De la población de 18 a 59 años, sólo el 16 por ciento de las personas con tonalidades de la A a la E llegaron a la educación superior, mientras que los tonos más claros (H a la K) el 30.4 por ciento lograba ingresar.