Andador de Cuilápam, Oaxaca: paseo lumínico nocturno y ruta artesanal durante el día

La "cuna de la Danza de la pluma" tiene como principal atractivo los patios y la arquitectura del ex convento dedicado al apóstol Santiago, el trabajo de artesanos y el dominio de sus manos con las plumas o el carrizo; pero desde hace un par de meses este municipio de los Valles Centrales cuenta con un andador turístico que conduce de la Casa de Cortés, una propiedad que perteneció al conquistador español, hasta el monumento de uno de los héroes de la independencia: Vicente Guerrero.

Las jardineras del ayuntamiento y los alrededores del quiosco fueron remodelados, el perímetro de las bardas en las escuelas primarias Vicente Guerrero y Leona Vicario también se transformaron en grandes muros de cantera con espacios iluminados que pueden albergar cualquier exposición fotográfica.

 

A diferencia de las bancas que fueron desapareciendo en la capital (como las de cantera en la calzada Porfirio Díaz), aquí hay decenas para poder contemplar bajo la sombra el andador turístico de la Casa de Cortés, un espacio público que además de mejorar el aspecto de Cuilápam, permite un mejor traslado de los cuilapenses hasta sus hogares.

En el transcurso del camino el visitante aprecia la riqueza cultural del municipio, el trabajo de sus habitantes en el mercado artesanal y la gastronomía de su mercado municipal o de las fondas situadas fuera del ex convento.

 

El andador tiene una extensión superior al medio kilómetro (poco más de 600 metros), en el recorrido uno puede contemplar los monumentos históricos que fueron rehabilitados bajo la supervisión del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). La dependencia federal también revisó junto a personal de Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO), el tramo que se construyó a un lado del ex convento, rehabilitación con el objetivo de preservar la arquitectura centenaria y el medio ambiente.

Cuando ronda la noche

Al caer la noche lo menos preocupante es la seguridad, luminarias empotradas en los muros alumbran todo el recorrido con tonos amarillos muy tenues; en cuanto a la vigilancia, elementos de seguridad realizan un recorrido permanente desde el ayuntamiento hasta la entrada que conduce al patio donde murió fusilado el jefe de la insurgencia, Guerrero (14 de febrero, 1831).

 

El andador turístico de la Casa de Cortés es una invitación para que de día los visitantes de municipios conurbados, de la capital y cuilapenses puedan disfrutar de una zona de esparcimiento, mientras que el paseo nocturno podría ser ideal para una cita: una caminata íntima bajo la luz de la luna, junto a un ex convento dominicano que ha durado siglos y que tiene rincones para disfrutar acompañado del frío nocturno.