Crean la Asamblea de los Valles contra la Minería en Oaxaca

Treinta comunidades indígenas zapotecas y campesinas de Tlacolula de Matamoros, Ocotlán de Morelos, Ejutla de Crespo, Zimatlán de Álvarez y Miahuatlán de Porfirio Díaz, constituyeron la Asamblea de los Valles Centrales contra la Minería.

Para oponerse a cualquier proyecto o política que atente contra el medio ambiente, su vida comunitaria, sus sistemas productivos, su tejido social, sus sistemas normativos y sus territorios, 30 comunidades indígenas zapotecas y campesinas de Tlacolula de Matamoros, Ocotlán de Morelos, Ejutla de Crespo, Zimatlán de Álvarez y Miahuatlán de Porfirio Díaz, constituyeron la Asamblea de los Valles Centrales contra la Minería.

De acuerdo con el pronunciamiento de las comunidades y 25 organizaciones, sus territorios fueron concesionados a diversas empresas mineras sin su consentimiento desde hace más de diez años y hasta ahora, 90 mil hectáreas de los Valles Centrales se encuentran en peligro, debido la explotación minera por las empresas Fortuna Silver Mines y Gold Resource Corp.

Esas empresas han impulsado a Oaxaca como el octavo estado de la república en explotación de oro y plata, sin embargo para las comunidades su operación se ha traducido en violencia, asesinatos, agresiones físicas, daños irreversibles al medio ambiente, así como han causado el rompimiento del tejido social, divisiones y enfrentamientos.

De acuerdo con el manifiesto, las 30 comunidades y las 25 organizaciones acordaron seguir defendiendo a la madre tierra, a cuidar y defender el agua y todos los bienes comunes presentes en sus territorios, porque son prohibidos para la minería.

Además, convinieron en firmar ni autorizar ningún tipo de permiso, convenio, contrato, documento o instrumento legal, que tenga por objeto extraer sus bienes comunes, tampoco autorizarán el cambio de uso de suelo para realizar actividades mineras en sus territorios.

También, convocaron al Juicio Popular Comunitario contra el Estado y las Empresas Mineras en Oaxaca, el 11 y 12 de octubre próximo, en la ciudad de Oaxaca, para hacer frente al modelo extractivo, así como visibilizar y denunciar a nivel nacional e internacional la violación de los derechos de pueblos y comunidades indígenas, rurales y campesinas en Oaxaca.

De igual manera, determinaron defender sus territorios desde sus asambleas de manera organizada, pacífica y por todos los medios legales.

Aparte de esto, demandaron la cancelación inmediata de los proyectos mineros “San José”, “Trinidad Norte” y “El Águila”, operados por las compañías Fortuna Silver Mines y Gold Resource Corp, en los municipios de San José del Progreso y San Pedro Totolapan.

Así como la revocación de las concesiones mineras otorgadas sin su consentimiento en los Valles de Ocotlán, Zimatlán, Tlacolula, Ejutla y Miahuatlán.

También, exigieron justicia para Bernardo Méndez Vásquez y Bernardo Vásquez Sánchez, dirigentes de la Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán (Copuvo), asesinados en 2012 por su trabajo de defensa de los territorios en San José del Progreso.