Reducción de sueldos a 34 mil 559 burócratas, no eliminará corrupción: PAN, PRI y PRD

El ajuste de sueldos y prestaciones a burócratas que propondrá el próximo gobierno en el paquete económico 2019 afectará a casi 35 mil funcionarios que ganan arriba de 108 mil 248 pesos mensuales, que es lo que prevé ganar Andrés Manuel López Obrador como Presidente de la República.

“Se bajan los sueldos de los altos funcionarios públicos a la mitad de quienes ganan más de un millón de pesos anuales, de manera progresiva; pero lo ahorrado debe significar el 50 por ciento del gasto actual“, señaló el tabasqueño durante la presentación de su plan de austeridad, el domingo pasado.

 

De acuerdo con una revisión del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2018, realizada por El Universal, de los 1.87 millones de trabajadores del sector público, 34 mil 559 rebasan el tope que pondrá el próximo mandatario, quien informó que percibirá 60 por ciento menos que el presidente Peña Nieto.

Según el documento, el presidente Enrique Peña Nieto recibe una remuneración neta anual de 3 millones 115 mil 531 pesos, es decir 259 mil 627 pesos mensuales libres de impuestos.

 

Además, cuenta con las siguientes prestaciones: 60 mil 346 pesos por aportaciones a su seguridad social, 17 mil 665 pesos por ahorro solidario, 14 mil 007 pesos de prima vacacional, 82 mil 806 pesos de aguinaldo, 8 mil 220 pesos de ayuda para despensa, 37 mil 667 pesos por su seguro de vida institucional, 27 mil 935 pesos del seguro de gastos médicos mayores y 381 mil 247 de un seguro de separación individualizado.

Además cuenta con una percepción extraordinaria para la potenciación del seguro de vida institucional y un pago extraordinario por riesgos por 901 mil 947 pesos.

 

De acuerdo con el anexo de Remuneraciones de los Servidores Públicos de la Federación del PEF, el Presidente de la República tiene un límite en su percepción ordinaria total de 207 mil 591 pesos mensuales, compuesto por 148 mil 861 pesos de sueldo y 58 mil 730 pesos de prestaciones, que pueden ser en efectivo o en especie, por lo que al hacer la suma anual Peña Nieto gana 624 mil 439 pesos adicionales.

Ante la medida anunciada, el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, subrayó que el órgano electoral está comprometido con la racionalidad del uso de los recursos.

Al ser cuestionado sobre si ese organismo aceptaría reducir el salario a los consejeros y adelgazar su estructura como lo plantean la futura administración presidencial, respondió que actuarán respetando las normas. “Somos partidarios de la austeridad y hemos tomado muchas medidas al respecto”.

Por su parte, el consejero Marco Antonio Baños indicó que quienes desempeñan ese cargo perciben un salario mensual de 174 mil pesos netos.

 

“Ninguno de los consejeros dispone de pago de teléfono celular con cargo a la institución… Ni ganamos como los ministros de la Corte ni como los magistrados del Tribunal Electoral”, afirmó.

En tanto, los legisladores Javier Lozano, Agustín Basave y Diva Hadamira Gastélum consideraron necesario revisar las medidas de austeridad para que no vayan en detrimento de la calidad de vida de los servidores públicos.

Lozano Alarcón (PRI) indicó que se debe cuidar “que esos ahorros no se vayan a traducir en ineficacia, ineficiencia y dilación de los servicios públicos. Es muy importante que se mantenga la calidad de los servicios, del Servicio Profesional de Carrera y de los funcionarios de alto nivel“.

 

Basave (PRD) subrayó que todo plan de austeridad es positivo y necesario, pero antes se debe hacer un análisis minucioso para no perjudicar a quienes reciben menos salarios. En general hay que disminuir el dispendio, los excesos en las remuneraciones, sobre todo en las de los funcionarios de más alto nivel”.

La senadora del PRI expuso que le preocupa la parte que tiene que ver con jubilaciones y prestaciones “que hoy se dicen que son privilegios y a mí me parece que son cosas ganadas a pulso por los derechos laborales, pero cualquier ejercicio que tenga que ver con el recaudamiento del ejercicio público, vale la pena experimentarlo”.

 

En entrevista para Milenio, el panista Diego Fernández de Cevallos aseguró que la propuesta de López Obrador de reducir los sueldos a los integrantes del Poder Judicial no disminuirá la corrupción.

“Lo único que va a lograr con ese capricho es la mala aplicación de las labores. Cualquier magistrado al salirse de ahí ganaría 10 veces más. Están ahí por vocación. Bajar sueldos no ayudará a reducir la corrupción“, sostuvo.

Al respecto, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Luis María Aguilar, consideró que “las condiciones de seguridad, estabilidad, remuneraciones dignas y capacitación no son en beneficio personal de los juzgadores, ni mucho menos privilegios inconfesables de éstos, sino condiciones necesarias para un servicio público indispensable, ineludible, en un país democrático que busca tener paz en el respeto a los derechos humanos de todos, y construir, con ello, una sociedad más justa”.