Inflación sube por gasolina y gas LP tras 5 meses a la baja

El índice nacional de precios al consumidor registró un alza mensual de 0.39 por ciento en junio, con lo que la tasa de inflación anual se ubicó en 4.65 por ciento, la más alta en tres meses, según cifras desestacionalizadas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La inflación anual acumulaba cinco meses a la baja, luego de que en el primer mes del año ésta comenzará a disminuir desde el 6.77 por ciento registrado en diciembre y llegará hasta un 4.51 por ciento en mayo.
Banorte previó en su reporte semanal que la inflación de junio se explicaría “por un incremento en los precios de los energéticos, tanto en el gas LP como en la gasolina”, así como “presiones en los precios de otros servicios así como en las frutas y verduras”.

 

Los productos que más se encarecieron en junio fueron la naranja (33.34 %), el transporte aéreo (9.30%) y la manzana (7.63%). Por su parte, el gas LP y la gasolina subieron 5.85 y 1.45 por ciento, respectivamente, y fueron los productos de mayor incidencia en la inflación.

Por otro lado los que tuvieron mayor descenso en su precio fueron el limón, la papaya y el huevo.

El alza de la inflación se debió al aumento de 7.79 por ciento en el índice subyacente, que elimina del cálculo los productos con mayor volatilidad como agropecuarios, energéticos y tarifas autorizadas, mientras que el no subyacente se colocó en 3.62 por ciento anual.

 

El Inegi informó que Fresnillo, Zacatecas fue la localidad que tuvo mayor inflación.

En la minuta de su última reunión de política monetaria del Banco de México (Banxico), la Junta de Gobierno señaló que aunque la inflación ha mostrado una trayectoria descendente, algunos riesgos han comenzado a materializarse y ha aumentado la probabilidad de que presente un ritmo más lento de convergencia a su objetivo de 3 por ciento.