Niega Conagua privatización del agua y beneficio a mineras, como las canadienses en Oaxaca

Aseguran que protegerá abasto doméstico y garantizará las reservas

Roberto Ramírez de la Parra, direactor General de Conagua.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua), aseguró que no otorgarán ni una sola concesión de agua potable para la industria minera y de hidrocarburos, como se advierte que sucederá con los diez Decretos de Reserva de agua publicados el pasado 6 de junio en el Diario Oficial de la Federación.

En conferencia de prensa transmitida a través de plataformas digitales, el director General de la Conagua, Roberto Ramírez de la Parra, aseguró que el agua disponible estará reservada para cuidar el abastecimiento de la población y las necesidades medioambientales.

“No estamos quitándole el agua a nadie. No afectan los derechos actuales que tiene nadie. Las reservas de agua es sobre el excedente que no está concesionado”, sostuvo.

Aseveró que el cambio de status de las cuencas sólo permitirá el abastecimiento de tipo urbano y doméstico, así como la conservación de áreas naturales protegidas. Incluso calificó a la iniciativa como “la más importante de toda la administración” en materia de agua.
 

Mentiras con tinte electoral, acusa Conagua

Ramírez de la Parra aseveró que en el contexto electoral las críticas a los diez decretos sobre la reserva de agua, son mentiras con tinte electoral. “Ya saben quién es el que está llevando a cabo este tipo de ataques”, acusó sin mostrar pruebas de su dicho.

El ánimo, aseguró, “es desviar la atención para el tema electoral y obtener un beneficio político de esta naturaleza. Y no para lo que realmente buscamos a través de la elaboración de estos decretos que es cuidar el agua para el futuro”.

El agua -sostuvo- sigue siendo de carácter nacional, no cambia su naturaleza jurídica ni cambian la constitución ni la administración por parte del gobierno en cuanto al agua”, sostuvo.

“Es una moda” los “ataques” , dijo y aseveró que lo realizado por el gobierno con estos decretos es lo opuesto a lo que se ha difundido en diversos medios y redes, respecto a una privatización del líquido.

“El principal punto de partida es que ya no se pueden otorgar concesiones, legalmente cerramos esa llave en ese 80 por ciento del agua que teníamos disponible”, aseguró.

El decreto modifica el status de veda de algunas de las cuencas más importantes del país como las existentes en la costa de Jalisco, el río Papaloapan en Veracruz, Soto La Marina en Tamaulipas, así como en la costa de Guerrero.

Según Conagua, la decisión de modificar el status de las cuencas mencionadas tiene como antecedente estudios realizados y publicados desde julio de 2016, en los cuales se da cuenta de la disponibilidad del líquido.