San Martín de los Cansecos, otra comunidad ejuteca amenazado por mineras canadienses en Oaxaca

LOS CAMPESINOS AFIRMAN QUE SÓLO TRAE DESGRACIAS
MARIO JIMENEZ LEYVAMARIO JIMENEZ LEYVA

La presa Yoguvene, una de las primeras afectadas.

SAN MARTÍN DE LOS CANSECOS, Ejutla, Oaxaca.- Ante el desacato de la empresa canadiense Fortuna Silver Mines, al acuerdo de la asamblea ejidal para prohibir la minería en su territorio, los campesinos de esta comunidad están molestos porque vulnera su derecho a la libre determinación, pero también están más decididos a no permitir su ingreso y el desarrollo de cualquier actividad en su jurisdicción.

 

El rechazo a la minería, en la Casa Ejidal de la comunidad. FOTO: Mario Jiménez Leyva

 

Ubicación

San Martín de Los Cansecos se localiza en los Valles Centrales, pertenece al distrito de Ejutla. Adquirió el nombre de San Martín en honor del Obispo de Tour, quien se distinguió por su generosidad con los pobres, mientras que Canseco, por un apellido de una familia de ricos terratenientes locales. Se localiza a 54.1 kilómetros de la ciudad de Oaxaca de Juárez.

 

 

Por mayoría, la asamblea ejidal convino, el 13 de octubre de 2016, rechazar alguna autorización en favor de personas, dependencias, empresas, organizaciones civiles, investigadores y a cualquier instancia de gobierno, para realizar estudios de prospección, exploración y explotación de minerales en su territorio, al descubrir que la Secretaría de Economía (SE) había otorgado la concesión Progreso II a la compañía canadiense en su territorio y en otras comunidades vecinas, para expandir las operaciones de la mina La Trinidad, localizada en San José del Progreso.

Sin embargo, los campesinos se percataron el 30 de junio de 2017, que la empresa canadiense había hecho excavaciones en sus tierras, en los límites con San José del Progreso, a pesar del acuerdo de la asamblea ejidal, que fue presentado en el Registro Agrario Nacional (RAN).

Los ejidatarios se opusieron a la ampliación de Fortuna Silver Mines, porque la concesión Progreso II contaminará un área eminentemente agrícola y forestal, ubicada en el paraje Las Marías, donde se encuentran las presas Bordo Vallito y Yoguvene, en jurisdicción de San José del Progreso y San Martín de los Cansecos, que se utilizan para el consumo humano y el campo.

Además, el paraje Las Marías tiene una gran importancia para las comunidades, por ser una de las zonas principales para la recarga de mantos acuíferos y como consecuencia, la minería se convertirá en una grave amenaza ambiental.

 

Los campesinos, como don Hilario Sánchez, las principales víctimas de la minería. FOTO: Mario Jiménez Leyva

 

Solamente provocará desgracias

El presidente del Comisariado Ejidal, Emiliano Rojas, dijo que la comunidad se opone a la mina para no sufrir las mismas consecuencias por la contaminación ambiental y el rompimiento del tejido social.

 

No queremos tener eso, no queremos eso para nosotros, nuestros hijos y nuestros nietos.

 

El cultivo del maíz, amenazado por la eventual exploración y explotación de la mina. FOTO: Mario Jiménez Leyva

 

Subrayó que la principal preocupación de San Martín de los Cansecos representa un eventual derrame de la presa de jales de la mina La Trinidad de San José del Progreso.

 

Las presas y retenes de agua, peligran ante los efectos nocivos de la minería. FOTO: Mario Jiménez Leyva

 

Allá, limpian los metales con cianuros y otros químicos, y si pasa algo, se contaminará la presa Yoguvene y todo a su alrededor.

 

Observó que un derrame de la presa de jales afectaría igualmente a las tierras de cultivo ubicadas en las inmediaciones del paraje Las Marías.

 

Si de por sí ya cae en la tierra todo ese polvo de la mina, imagínense lo que pasaría si se sale toda esa agua contaminada.

 

Además, destacó que la presa de jales podría ya estar contaminando los mantos acuíferos de la comunidad.

 

Nuestros pozos están a 10 o 15 metros, algunos hasta 35 metros, quién sabe si esa agua ya está contaminada.

 

Aparte de esto, resaltó que la empresa canadiense Fortuna Silver Mines ha hecho excavaciones en los alrededores de Las Marías, en los límites de San Martín de Los Cansecos con San José del Progreso, a pesar de la prohibición.

 

La comunidad se ha documentado sobre las afectaciones que ocasiona la minería al medioambiente. FOTO: Mario Jiménez Leyva


 

Violentan acuerdo de la asamblea

 

Hicimos un recorrido y encontramos que han hecho brechas y excavaciones, violentando así el acuerdo de asamblea, donde se prohibió cualquier trabajo de exploración y explotación.

 

Subrayó que la comunidad ha recurrido a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), a denunciar esta intromisión, pero no han tenido alguna respuesta.

 

El acta donde se rechaza la minería en la comunidad y que fue presentada al Registro Agrario Nacional.

 

“Ya fuimos amablemente a pedir su intervención, pero nos dicen que todo está bien, pero eso lo dicen porque ellos no viven aquí”, lamentó.

Ante todo esto, la autoridad agraria dijo que San Martín de Los Cansecos no cambiará su decisión porque la mina solamente provoca desgracias en su comunidad.

“Ya no queremos que se expanda para ningún lado, ni por un millón de pesos vamos a permitir que ingresen y nos maten con su contaminación. Además, todas las ganancias son para la minera, porque solamente dejarán unas cuantas migajas”, terminó.