El Vergel, esta comunidad de Oaxaca expulsó a la minera Fortuna Silver Mines

RECHAZAN CONTAMINACIÓN AMBIENTAL
MARIO JIMENEZ LEYVAMARIO JIMENEZ LEYVA

La agricultura sería una de las principales actividades que afectaría la minería

EL VERGEL, Ejutla de Crespo, Oaxaca.- Con la concesión Monte Albán IV de unas 10 mil hectáreas, que ha solicitado al gobierno federal, la empresa canadiense Fortuna Silver Mines pretende ampliar su zona de explotación en territorio de los municipios de Ocotlán de Morelos, San Antonino Castillo Velasco, Santiago Apóstol y Asunción Ocotlán, ante el total rechazo de las comunidades del Valle de Ejutla, colindantes a San José del Progreso, donde funciona la mina La Trinidad.

 

La expresa prohibición a la minería, en el ejido vecino de San Matías Chilazoa. FOTO: Mario Jiménez Leyva

 

Una de ellas, fue esta comunidad y su anexo Los Ocotes, quienes dieron un rotundo no y declararon su territorio libre de minería, a pesar de las presiones y amenazas de la compañía, debido a los conocidos efectos nocivos del modelo extractivista en el medio ambiente.

Pero también, porque el gobierno federal no respetó el derecho al territorio, ni convocó a una consulta libre, previa e informada en las comunidades de los Valles de Ocotlán y de Ejutla de Crespo, al otorgar la concesión a la compañía canadiense.

Pues, al no conocer su parecer sobre el proyecto en San José del Progreso, quebrantó la Constitución Política federal, el Convenio 169 de la OIT, la Declaración de las Naciones Unidas para los Derechos de los Pueblos Indígenas y otros tratados internacionales suscritos por el Estado mexicano.

 

Los campesinos se empiezan a organizar ante el fantasma de la minería. FOTO: Mario Jiménez Leyva

 

Además, la empresa canadiense, a través de su filial Compañía Minera Cuzcatlán, que se encarga de las operaciones de La Trinidad, realizó estudios hidrogeológicos en el ejido de la comunidad y su anexo, sin informar o dar parte a sus órganos de decisión interna.

Por esta razón, los habitantes del ejido El Vergel y su anexo Los Ocotes se mantienen organizados y en resistencia ante otra eventual ofensiva de Fortuna Silver Mines, por el rechazo que se empieza a dar en Ocotlán de Morelos, San Antonino Castillo Velasco, Santiago Apóstol y Asunción Ocotlán.

Así como en San Juan Chilateca, Santa Ana Zegache, Santa Lucía Ocotlán, San Pedro Apóstol y Magdalena Ocotlán, porque la concesión Monte Albán IV, reclamada por la empresa canadiense, también afectaría parte de su territorio.

 

El agente municipal, Teodoro Avendaño, respeta la decisión de los pobladores de no aceptar la entrada de la minería. FOTO: Mario Jiménez Leyva

 

"La  mina nos traerá la muerte"

El presidente del Comisariado Ejidal de El Vergel y su anexo Los Ocotes, José Juárez Cruz afirmó que la comunidad está firme en su decisión de no permitir el ingreso de Fortuna Silver Mines, porque generará contaminación al medioambiente.

 

Una mina nos traerá la muerte, acabará con nuestro territorio, con la madre tierra y con el agua.

 

Subrayó que la remoción de cientos de toneladas de tierra durante la exploración y la explotación, afectará las tierras dedicadas a la agricultura, así como los mantos acuíferos, fundamentales para la subsistencia y existencia de la comunidad.

 

La pequeña comunidad de El Vergel, amenazada por la minería. FOTO: Mario Jiménez Leyva

 

Donde sembramos, los ríos, los retenes de agua de lluvia que tenemos, todo eso se acabará

.

Además, consideró que la explotación de la mina solamente beneficiaría a la empresa canadiense y no a la comunidad.

 

Los que se llevarán las ganancias son los de la compañía y a unos cuantos, dos, tres, cuatro. A nosotros, solamente nos dejarán el desastre.

 

Por esto, dijo que ejido El Vergel y su anexo Los Ocotes, determinaron declarar su territorio como libre de minería y así, impedir el ingreso de Fortuna Silver Mines.

 

Todos los campesinos firmamos el acta de asamblea, porque nos preocupa dejar un mundo mejor a las nuevas generaciones. Nosotros, ya vamos de salida, pero queremos algo mejor para nuestros hijos.