El valle ocoteco de Oaxaca protege sus recursos naturales. ¡Chilateca se opone a la minera!

Oposición en el valle ocoteco a Fortuna Silver
MARIO JIMENEZ LEYVAMARIO JIMENEZ LEYVA

El cerro Yahuin, donde se celebran los Lunes del Cerro, abarca la concesión minera solicitada por Fortuna Silver Mines

SAN JUAN CHILATECA, Oax.- Ante la eventual entrega de una nueva concesión a la empresa canadiense Fortuna Silver Mines, esta comunidades y otras del Valle de Ocotlán se declararon en alerta para evitar el ingreso a su territorio de personal de esa compañía a desarrollar trabajos de exploración.

“Esa es la decisión del pueblo, no queremos ese tipo de desarrollo por todas las consecuencias que origina la explotación de una mina”, aseguró Román Cruz Varela, representante del Equipo Kruz, un colectivo que se ha dedicado a documentar los alcances de la nueva concesión a la empresa canadiense.

A principios de este año, Fortuna Silver Mines requirió a la Secretaría de Economía (SE) el otorgamiento de la concesión denominada Monte Albán IV –en las inmediaciones de la mina en explotación La Trinidad, ubicada en San José del Progreso–, que abarca una superficie de 10 mil hectáreas, sobre los cuatro municipios más grandes del Valle de Ocotlán, entre estos, Ocotlán de Morelos, San Antonino Castillo Velasco, Santiago Apóstol y Asunción Ocotlán.

 

Tiene minera 31 concesiones de 74 mil hectáreas

De acuerdo con una investigación del Equipo Kruz, la compañía canadiense Fortuna Silver Mines cuenta con 31 concesiones para la explotación y explotación de oro y playa en 74 mil hectáreas de municipios de los valles de Tlacolula de Matamoros y Ocotlán de Morelos.

 

Aunque, también ocupa alguna parte del territorio de los municipios de San Juan Chilateca, Santa Ana Zegache, Santa Lucía Ocotlán, San Pedro Apóstol y Magdalena Ocotlán.

 

Román Cruz Varela, representante del Espacio Kruz, alerta sobre los efectos de la minería. FOTO: Mario Jiménez Leyva

 

El activista dijo que el pueblo de San Juan Chilateca se opone a la explotación de la minería porque provocará una severa contaminación en la tierra, el aire y el agua de su comunidad, así como por los riesgos en la salud de sus habitantes.
 

Información, clave

 

Cuando el pueblo supo, se empezó a preocupar y comenzó a informarse; afortunadamente eso ha permitido que se tenga conciencia de lo que puede causar una mina y así, la gran mayoría está en contra.

 

La mina en San José del Progreso –aseveró–, fue el mejor ejemplo para San Juan Chilateca y demás comunidades, por el rompimiento del tejido social, la contaminación en el medio ambiente y las enfermedades provocadas en trabajadores y pobladores.

 

Por eso, la gente está decidida a evitar que entren a la comunidad en el momento que lleguen; ya hay habitantes que están vigilando.

 

Además, destacó que la SE no ha desarrollado ninguna consulta libre, previa e informada en San Juan Chilateca y demás comunidades, para conocer la opinión de sus habitantes sobre la entrega de la nueva concesión.

“Aunque sabemos que la consulta es un arma de doble filo, porque el Estado mexicano no garantizaría su transparencia y la empresa también participaría en los trabajos”, señaló.

 

San Juan Chilateca, una pequeña comunidad del Valle de Ocotlán, amenazada por la minería. FOTO: Mario Jiménez Leyva

 

De este modo, subrayó que la oposición del ingreso de Fortuna Silver Mines quedará en la organización comunitaria de sus habitantes.

“A eso es lo que le apostamos, a la organización comunitaria, a la asamblea general y a nuestros usos y costumbres”, remarcó.

Aparte de esto, detalló que el único cerro de San Juan Chilateca, conocido como Yahuinm –por concentrar un gran yacimiento de oro y plata–, resultaría afectado con la nueva concesión minera a Fortuna Silver Mines.

 

El cerro Yahuin, es utilizado pos sus habitantes para dar alimento a sus animales. FOTO: Mario Jiménez Leyva

 

Tejido social, en riesgo

 

Es nuestro único cerro, donde caminamos, donde pastan nuestros animales y donde se hacen las fiestas del Lunes del Cerro. Con esto, dejaría de ser un espacio de convivencia, que compartimos con Ocotlán y Santo Tomás Jalieza.

 

Cruz Varela dijo que Fortuna Silver Mines solicitó la nueva concesión para ampliar sus operaciones hacia Ocotlán de Morelos y los alrededores, porque la producción de la mina La Trinidad, localizada en San José del Progreso, llegará a su tope en el 2020.

“Como están en ese proceso, la compañía decidió buscar del otro lado de San José del Progreso, porque sería costosa y complicada su ampliación en los alrededores y rumbo a Ejutla de Crespo, ante la oposición de pobladores y autoridades”, terminó.