VIDEO| Cerro del Fortín, ¿en crisis el parque estatal de Oaxaca? Inseguridad y contaminación lo acechan

Oaxaca.- La mancha urbana acecha las lomas que rodean esta área natural protegida federal inmersa en la capital oaxaqueña, la extensión del Cerro del Fortín supera las 87 hectáreas y tras 14 años (14 de agosto, 2004) de haberse declarado parque estatal por el extinto Instituto Estatal de Ecología de Oaxaca (IEEO), las labores de observación, seguimiento y evaluación en la zona son inexistentes.

Los eventos delictivos de la penúltima semana de mayo, como el asalto a un deportista o el robo de una bicicleta a otro, son situaciones que han perjudicado la imagen del parque estatal en Oaxaca de Juárez.

Sumado a estas noticias, recientemente la asociación civil Colmillo Blanco compartió en su página oficial de Facebook el incremento de focos de contaminación en distintos puntos del parque; en una fotografía publicada el miércoles 23 de mayo se muestran los alrededores del observatorio astronómico municipal, la imagen resalta una pila con restos de plástico y otros desechos, a un lado se aprecia el cadáver de una ardilla.


Vigilancia insuficiente


El sonido de las motocicletas de los policías municipales que vigilan los senderos del Cerro del Fortín, son el único augurio de seguridad para los deportistas que visitan las áreas de esparcimiento; "hasta tú deberías andar con cuidado por la cámara y lo que traes", comenta Juan López, joven que se traslada de la colonia Linda Vista hasta el centro histórico para laborar.


"Cuando era más morro aquí jugaba con los vecinos fútbol, yo ya identifico quién viene con malas intenciones, es en las veredas donde abundan los teporochos o cholos, pernoctan aquí incluso, hasta los policías lo saben", comenta Juan antes continuar su camino al trabajo.


El joven Carlos RodrÍguez quien paseaba con sus perros reafirmó, "yo vengo con mis pastores a correr, pero hay mujeres y familias que practican el deporte desde las 6 de la mañana o al atardecer, ellos corren peligro".


Plantas abandonadas


Las altas temperaturas y la intensidad de los rayos del sol, son enemigos principales para las plantas jóvenes que fueron sembradas por los ciudadanos en programas de reforestación; esta característica perjudicial para le vegetación la notó el joven Óscar Quiroz, quien desde hace meses riega los pequeños árboles.


"Cuando vengo a ejercitarme siempre traigo 10 litros de agua, cuando hicieron la reconstrucción entre 2014 y 2015 plantaron en muchas zonas, pero jamás regresaron para darles agua o ver su estado, en el recorrido ya se pueden ver muchas plantas secas, puro palo y sin hojas", comentó Óscar al tiempo de sugerir practicar la actividad a los visitantes


¿Conservación o recreación?


Las lagartijas se pasean con sus tonos multicolor entre los pastizales, las mariposas vuelan sobre plantas cinco negritos (Lantana Camara), algunas ardillas se pasean entre las higuerillas y guajes, mientras tortolitas, gavilanes y zanates vuelan entre los matorrales de encino, los tepeguajes y algunos cuajiotes de la zona.


"Estas son algunas especies del Parque Estatal Cerro del Fortín y todas están en peligro por la actividad humana", comentó Carlos Alberto Morales, presidente de Colmillo Blanco, quien destacó que para que en verdad exista un proyecto de conservación, es necesario cesar las actividades deportivas, de motocicletas y bicicletas.


"Al estar catalogada como un parque estatal permite el acceso libre y no contabilizan a las personas que ingresan, esto permite la invasión de las áreas naturales, la creación de más senderos, el cerro se está deteriorando y parece que no hay una preferencia por la naturaleza, sino por las acciones del hombre", destacó Morales.


En el Programa de Manejo del Parque Estatal Cerro del Fortín, Oaxaca, elaborado por el IEEO en noviembre de 2009, se permite la extracción de madera en menor escala y el tránsito libre por el área.

 


"Entre las carencias del parque se encuentran la falta de personal de seguridad y una adecuada infraestructura acorde con los propósitos de conservación y manejo, por otra parte una de las carencias más importantes es la falta de un reglamento y un presupuesto designado a actividades de conservación o manejo del parque", incluso destaca el Programa en el inciso VII (Evaluación de capacidades y carencias).


La participación de la ciudadanía y la cultura ambiental son actitudes que los oaxaqueños retoman poco a poco, mientras tanto esta área natural protegida continúa degradándose, pese a ser uno de los pocos pulmones a escasos metros de la capital.