Denuncian violencia política en Oaxaca

AGENCIA REFORMAAGENCIA REFORMA

La organización Por la ciudadanía de las Mujeres, así como varias funcionarias oaxaqueñas señalaron todas las dificultades y agresiones que padecen, día con día, en sus actividades políticas

CIUDAD DE MÉXICO.- Activistas y servidoras públicas de Oaxaca denunciaron que en dicha entidad, donde hay resistencia a que las mujeres ejerzan cargos de elección popular, prevalece un ambiente de violencia política de género.

En una conferencia realizada ayer en el Instituto Nacional Electoral (INE), la organización Por la ciudadanía de las Mujeres, así como la Alcaldesa de San Juan Ihualtepec, Lucía Pino González González, y las síndicas de los municipios de San Juan Colorado, San Martín Zacatepec y Santa Cruz Tacache de Mina, señalaron todas las dificultades y agresiones que padecen, día con día, en sus actividades políticas.

Pino González acusó que, desde que llegó al cargo en 2016, ha sido insultada, ridiculizada, además de que, para impedir que ejerza el cargo de manera adecuada, le han bloqueado el flujo de recursos y le han impuesto funcionarios.

Incluso, dijo, que ante la imposibilidad de poder cumplir con sus funciones, solicitó licencia, la cual le fue negada.

Xóchitl Aguirre Méndez, síndica de Tacache de Mina, Hermenia Quiroz, síndica de San Juan Colorado, y Yolanda Méndez, síndica de San Martín Zacatepec, narraron situaciones similares, pues también han sido agredidas, insultadas, destituidas indebidamente o bloqueadas para no poder ejercer el cargo.

En la conferencia, explicaron que la violencia política contra las mujeres aumentó tras las reformas constitucionales que establecieron la obligación a cumplir con la paridad de género en candidaturas.

"Lamentablemente esta reforma constitucional que ha modificado el número de mujeres en el cargo también se ha manifestado en diversas formas de violencia política contra las mujeres", mencionaron.

"Queremos denunciarlo a propósito de que también estamos en un proceso electoral donde habrá más mujeres en los cargos, toda vez que la violencia política contra las mujeres es sistemática".

La activista Gabriela Salazar consideró que es necesario visibilizar todos esos casos para que pueda ser combatida la violencia política de género.

"Consideramos muy importante que nos volteen a ver, que alguien se haga responsable de acompañar a estas mujeres", apuntó.

Además de las agresiones físicas y verbales, otra forma de violencia política de género, detalló, radica en que, para cumplir con los requisitos de paridad, los partidos postulan mujeres sin su consentimiento y una vez que obtienen el cargo las obligan a renunciar.