Evacúan miles por presa en Colombia

CORTESIACORTESIA

La emergencia se desató hace dos semanas cuando un derrumbe bloqueó el túnel de desviación del río Cauca

La obra que debía ser el orgullo de una nación comienza a hacer agua. Una supuesta falla geológica tiene en alerta a más de 130 mil personas y al mayor proyecto hidroeléctrico de Colombia, que prevé cubrir casi una quinta parte de la demanda energética del país.

Aunque es pronto para sacar conclusiones, expertos no descartan que errores de ingeniería y planeación e incluso una política de menores costos en el diseño tengan en vilo una obra iniciada en 2010 con una inversión que supera los 3 mil millones de dólares y que involucra 12 municipios del noroeste colombiano.

La emergencia se desató hace dos semanas cuando un derrumbe bloqueó el túnel de desviación del río Cauca, el segundo del país y que alimenta a la hidroeléctrica Hidroituango, lo que provocó que el embalse se empezara a llenar sin estar terminado a la altura del vertedero, por donde debe seguir el cauce.

Empresas Públicas de Medellín (EPM) -mayor socio del proyecto- aceleró las labores para que la estructura llegara al nivel del vertedero y habilitó el cuarto de máquinas como conducto de desagüe.

Pero antes de lograr este objetivo, el sábado la fuerza del agua destapó el túnel de desviación, lo que provocó una violenta creciente del afluente.

Hasta este jueves unas 6 mil 500 personas habían sido evacuadas de localidades como Puerto Valdivia, en el departamento de Antioquia y a 40 kilómetros de la presa, según informe de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres.

El fin de semana se desprendieron 200 mil metros cúbicos de tierra sobre el destapado túnel de desviación, dijo Jorge Londoño, gerente de EPM.

El cuarto de máquinas volvió a quedar como la única salida del agua y el miércoles, al parecer por un derrumbe interno, tuvo un taponamiento temporal y explosiones esporádicas de agua.

"De llegar a colapsar (el cuarto de máquinas), amenazaría seriamente con generar un aumento significativo e incontrolado del cauce del río Cauca", sostuvieron el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, y el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez.

En una carta enviada al presidente Juan Manuel Santos, ambos mandatarios le pidieron ayuda ante la situación "crítica" y que pone en "riesgo" a Puerto Valdivia, Tarazá, Nechí, Cáceres, Caucasia y la región de La Mojana, que suman unos 130.000 pobladores.

"Peor escenario"

Expertos coinciden en que si el agua sobrepasa la presa, de 220 metros de altura, esta se puede venir abajo arrastrando el río y toneladas de material.

"Estamos en máxima alerta", aseguró Londoño, y deslizó "el peor de los escenarios": el derrumbamiento de la obra.

EPM apunta a subir la altura de la represa para desviar el agua por el vertedero. Las lluvias en la zona complican todavía más los trabajos.