Un mercado de papel en Zicatela, Oaxaca

GIOVANNA MARTÍNEZGIOVANNA MARTÍNEZ

Un mercado nuevo y rodeado con la cinta de precaución

PUERTO ESCONDIDO, Oaxaca.- Tres años pasaron para que el mercado 12 de Diciembre fuera concluido y eso a medias, pues a más de un mes de su inauguración, no cuenta con los servicios básicos como energía eléctrica, gas y agua.

El inmueble, ubicado a escasos metros de la playa Zicatela, parece ser fabricado de papel, pues a unos días de la algarabía por la supuesta apertura, vidrios que forman parte de la fachada cayeron y provocaron que los locatarios tengan miedo de ingresar a la construcción.

“Hace aproximadamente un mes, escuchamos un ruido muy fuerte; creímos que se había caído una cortina, pero cuando fuimos a ver, se habían caído los vidrios de cuatro ventanas. Así es que de esa manera no podemos entrar, da miedo de que se vaya a caer”, señala Juana Miguel Cruz, locataria fundadora del inmueble.

La caída de los cristales se debió a que los pegaron con silicón, sabiendo que en Puerto Escondido las temperaturas son extremas y pues con el calor el pegamento se derritió, indicaron los comerciantes.

Ya no alcanzó para el concreto del estacionamiento. FOTO: Giovanna Martínez

Locatarios, tres años en el limbo

En mayo del 2015 iniciaron con la construcción del mercado 12 de Diciembre, que está en funcionamiento desde los años 80. Desde entonces, muchos de los locatarios, con sus recursos, construyeron sus casetas.

“Cuando se inició la construcción del mercado, tiraron mi caseta. Después nos dijeron que tenía que pagar 70 mil pesos, pero al final nos salió como en 150 mil pesos, dinero que tuvimos que endeudarnos”, afirmó Juana Miguel.

La construcción del inmueble tardó tres años y hasta el momento no lo pueden utilizar, pues los servicios básicos no están en funcionamiento; “mi giro es de restaurante, cómo voy a trabajar sin gas, ni agua ni luz”, dijo la locataria.

Para saber
8.8
millones de pesos fue la inversión para construir el mercado
2.5
millones de pesos fue la inversión de los locatarios
150
mil pesos fue lo que llegó a invertir un locatario
3
años y contando lleva en construcción el inmueble

 

Inauguración, con bombo y platillo

El pasado 27 de marzo, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa y el presidente municipal de Santa María Colotepec, Valentín Hernández Díaz, inauguraron en una gran fiesta el mercado 12 de Diciembre, el cual contó con una inversión de 8.8 millones de pesos, el cual beneficiará a 128 locatarios y a más de 19 mil habitantes de esta zona.

Sin embargo, en un recorrido realizado por NOTICIAS Voz e Imagen de Oaxaca, se constató que los trabajos continúan, y nadie ha hecho algo para reparar los vidrios rotos, por lo que el mercado está rodeado de cinta amarilla que indica peligro y con anuncios de que se encuentra clausurado.

Murat Hinojosa destacó, en su momento, que este mercado tiene el plus de ofrecer a los locatarios y usuarios una atractiva vista al mar, del cual existen muy pocos en la república mexicana; sin embargo, los vendedores de comida afirman que el techado es demasiado frágil, por lo que cualquier tormenta lo podría tirar.

Inclusive, el presidente municipal de Santa María Colotepec, destacó que esta obra fue terminada en un tiempo récord de tres meses, cuando en la realidad fueron tres años y contando.

El mercado tiene una vista envidiable. FOTO: Giovanna Martínez

Muchas carencias y exigencias

Para Beatriz Hernández Ramos, locataria que se dedica a la venta de comida, la situación es insostenible; “el 27 de marzo inauguraron el mercado y vea cómo todos estamos afuera aún, pues no tiene agua, no tiene luz. Todo está mal hecho, las paredes se están abriendo, cómo vamos a trabajar así”.

En su desesperación, Hernández Ramos declara que mejor los hubieran dejado como estaban; “así, cada quien tenía su casetita bien hecha, y ahora, demolieron todo y de dónde vamos a sacar el dinero para trabajar y estando endeudados”.

Los locatarios ponen como ejemplo la energía eléctrica, pues fueron a la Comisión Federal de Electricidad para hacer las instalaciones por su cuenta, pero no pudieron hacer el trámite, pues la constructora tiene que hacerlo. Al final, pueden pasar años sin que puedan ser beneficiados con este servicio básico.

Además, entre los requerimientos que pide el municipio, es que todo tiene que ser nuevo: mesas, sillas, refrigeradores, campana, “y de dónde vamos a comprarlo si no tenemos el dinero. No podemos hacer otra cosa más que pedirles más apoyos”, afirma la comerciante.

En algunos casos, los gastos que supuso el nuevo mercado para los comerciantes alcanzó los 150 mil pesos, los cuales tuvieron que pedir prestado y que por ahora no pueden recuperar por falta de un espacio digno en donde puedan ofrecer sus productos.