Fervor religioso en Lachirioag, Oaxaca

En lo alto del cerro Yia-Guisi, festejan el Día de la Santa Cruz

Habitantes de la comunidad de San Cristóbal Lachirioag celebran cada año la festividad de la Santa Cruz con un recorrido de dos kilómetros para llegar a la cima de un imponnete cerro de nombre zapoteco Yia-Guisi.

A esta cumbre llegaron los primeros pobladores de Lachirioag (llano de piedra o llano pedregoso).

Los lugareños guardan un profundo respeto al cerro por el cobijo que brindó hace siglos a sus ancestros, que llegaron a la cima de aquel cerro después de ser derrotados en el año 1300 por los mixtecos en la lucha sostenida en el Valle de Oaxaca.

Los preparativos de la festividad de la Santa Cruz inician con varios días de anticipación para poder atender la afluencia de feligreses que asisten al acto religioso.

El cien por ciento de sus habitantes profesan la religión católica, por eso festejan a todos los santos, desde el más pequeño hasta el más grande con que cuentan en su templo mayor, que después de los sismos de septiembre, averío el recinto.

Por la tarde inicia el descenso con una procesión hasta llegar al centro de la población donde se encuentra la capilla.

Durante el trayecto, la gente da un donativo voluntario para tener derecho a cargar la cruz y ese dinero, según dijeron, se emplea para el mantenimiento del templo.

Al cerro lo califican como misterioso, porque hay quien asegura que cualquier pedimento que le piden a la naturaleza se cumple.