Pemex, Profepa y ASEA, indiferentes ante mancha de hidrocarburo en el Istmo, Oaxaca

ARCHIVOARCHIVO

El líder de los pescadores aseguró que observaron tortugas bañadas por la mancha de hidrocarburo

La Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), Petróleos Mexicanos (Pemex) y Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), son "ciegas y sordas" ante las denuncias de contaminación por hidrocarburo hechas por los pescadores de Salina Cruz.

Tras insistir en un nuevo derrame de petróleo que estuvo a punto de llegar a las costas de Huatulco, el presidente de la Unión de Productores y Organizaciones de la Industria Pesquera del Estado de Oaxaca, Anselmo López Villalobos, indicó que los daños cada vez son más constantes porque “gran parte de las instalaciones ya rebasaron su periodo de vida”.

“Siempre niegan cada uno de los hechos, recuerden que el año pasado, con las lluvias torrenciales hubo contaminación. La ASEA siempre dijo que no, a pesar de que estaban las evidencias, circuló en todas las redes sociales, pero la ASEA nunca lo vio. Presentamos la denuncia y no tuvimos respuesta”, declaró.

El líder de los pescadores aseguró que la semana pasada observaron tortugas bañadas por la mancha de hidrocarburo cercano a las costas de Huatulco.

“Las declaraciones de Pemex son de risa porque aseguran que no hubo derrame de petróleo, entonces ahora resulta que está lloviendo petróleo”, indicó.

La mancha de hidrocarburo detectada -expuso- no fue atendida por Pemex, ésta fue llevada mar adentro por los vientos de norte.

“De que hubo derrame lo hubo, ahí están las imágenes de evidencia. Los compañeros que denunciaron no pudieron inventarlo, tendrían que haber conseguido petróleo crudo para bañar sus redes”, declaró.

Expuso que si el viento hubiera corrido del sur, el hidrocarburo hubiera sido arrastrado a las zona turística de Huatulco y contaminado Chahué, una de las playas certificadas como la más limpia en Latinoamérica.

Se excusan

En un comunicado, Pemex detalló que el día miércoles 18 de abril se detectó en las inmediaciones, costa fuera, de las instalaciones de la Terminal Marítima de Pemex, “una mancha pequeña color oscuro con características parecidas al hidrocarburo”.

Como parte del protocolo, fue activada una verificación en la Refinería y Terminal Marítima en Salina Cruz. El equipo se encontraba operando “de forma segura y confiable, sin presencia de fugas”, asentó.

No obstante, indicaron que se colocaron cordones oleofílicos “alrededor de la zona afectada, con la finalidad de que el producto fuera confinado y recuperado”.