En Oaxaca proponen meditación guiada por el sonido

Meditatio SonusMeditatio Sonus

Durante casa sesión, se propondrá al público abrir su percepción

Meditatio Sonus 6º Ciclo: Oaxaca 2018 es el título de la iniciativa que busca propiciar un espacio para la meditación guiada por el sonido. Esta practica ancestral que se basa en la atención concentrada para alcanzar estados de conciencia plena es la premisa para estas sesiones que comenzarán a partir del ocho de abril, en el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO), con entrada libre.

El ciclo seis de Meditatio Sonus llega al centro histórico, luego de una historia exitosa en sitios naturales alrededor de la ciudad. En esta ocasión, del ocho al 29 de abril guiarán estas sesiones: Iván Abreu, Juan José Rivas, Rodrigo Castellanos, Concepción Huerta, Israel Martínez, Marcela Armas, Bárbara Lázara y Roberto Morales.

¿Cuándo y dónde?
Del 8 al 29 de abril, domingos a las 11 horas, en el MACO, Macedonio Alcalá 202, centro. Entrada libre.

 

Meditatio Sonus parte del precepto de que no existe una frontera que nos separa de nuestro medio, el sonido se plantea como un vehículo de atención para restablecer el vínculo con el presente continuo.

Proponen que el meditador forma parte activa de lo que escucha, en tanto espacio de conocimiento de sí mismo. Así Meditatio Sonus, es una investigación abierta para artistas y público sobre la relación del sonido y el estado de la mente.

Se proponen a los medios tecnológicos análogos o digitales para generar sonido como guía de una práctica de meditación colectiva. FOTO: Meditatio Sonus

En el texto de invitación a estas sesiones se acota que, entre muchas de las variantes de estas prácticas, el sonido ha jugado un papel fundamental en el ejercicio de la contemplación, remontándose a tiempos prehistóricos, en los que civilizaciones usaban cantos y ritmos que provocan estados alterados de conciencia o asistían la búsqueda de la plenitud y el sentido de bienestar.

"La ciencia y la tecnología han abierto nuevas posibilidades de investigación, a partir de la exploración de flujos energéticos, oscilaciones electromagnéticas y frecuencias audibles e inaudibles" se lee en la invitación.

El ciclo está conformado por ocho sesiones dominicales de improvisación sonora. Es así que ocho artistas son invitados a hacer una investigación con medios tecnológicos análogos o digitales para generar sonido como guía de una práctica de meditación colectiva.