Superan expectativas turísticas en las playas de Oaxaca

Diversión en "La Bomba"

TEHUANTEPEC, Oaxaca.- La temporada de vacaciones de Semana Santa 2018 superó las expectativas turísticas en las playas de Tehuantepec, lo que vino a impulsar la economía de la región.

El aumento en el número de visitantes extranjeros, nacionales y locales, dejó una derrama económica a los diferentes giros de negocios establecidos en cada uno de los destinos turísticos de la zona.

Aún cuando persiste el índice de inseguridad, esto no fue factor para que los visitantes pasaran por alto el periodo vacacional de Semana Santa en compañía de sus familias.

Las expectativas contemplaban al menos unas 5 mil visitas a "La Bomba" de barrio Lieza, mientras que en las playas de Chipehua, Cangrejo y Zanjón se triplicó el número de visitantes.

Para Tomás Molina, uno de los comerciantes locales establecidos, afirmó que les fue bien los tres días que estuvieron en "La Bomba", como parte de las actividades recreativas, artísticas, deportivas y de esparcimiento que se organizaron para todos los gustos y edades.

En el último día de la Semana Mayor, las familias asistieron, como es la costumbre, a la misa de resurrección de Jesucristo. Posteriormente, se dieron una escapada a las playas de la región.

Las familias pudieron divertirse en un ambiente de sana convivencia con la presencia de grupos musicales y de animación, entre otras variedades.

Por su parte, Isaías Ceferino, prestador de servicios turísticos de Playa Cangrejo, afirmó que tuvieron una venta favorable a pesar de que las familias pasan por una situación crítica, debido a los terremotos registrados en la zona.

Isaías Ceferino, conocido como Chayón, señaló que el repunte se debió a que llegó mucho turismo extranjero y nacional a visitar las paradisíacas playas del Istmo, ubicadas en la franja costera de la Chontal baja.

Señaló que los días buenos son diciembre y Semana Santa, las ventas aumentan mucho. Otro periodo donde podría haber un crecimiento económico son las vacaciones de mitad de año.

Este año, los visitantes fueron centrados en los destinos de playa, ya que el centro de la ciudad no era recomendable debido a los múltiples daños que sufrieron los inmuebles históricos.