Empantanado, crimen de suplente en San Martín Peras, Oaxaca

El homicidio ocurrió el pasado 10 de marzo, en la desviación de San Martín Peras

A 10 días del asesinato del suplente del agente municipal de Cerro Hidalgo, perteneciente al municipio de San Martín Peras, Joaquín Flores Milán, los avances por parte de la Fiscalía General de Justicia del Estado son nulos, acusaron habitantes de la demarcación.

El homicidio ocurrió el pasado 10 de marzo, en la desviación de San Martín Peras, sobre la carretera que va a Coicoyán de las Flores, donde sujetos desconocidos salieron al paso del vehículo donde se transportaba Flores Milán y lo atacaron con armas de fuego.

En el hecho, el suplente del agente murió de manera instantánea.

De acuerdo con Jesús Flores Milán, hermano de la víctima, el vicefiscal de Juxtlahuaca se niega a recibir a los testigos que dan cuenta del crimen y que pueden aportar indicios para dar con los responsables del homicidio.

Jesús sostuvo que además de la pérdida de su familiar, 10 niños se quedaron en la orfandad entre ellos uno de cinco años de edad.

Apeló a la sensibilidad del fiscal, Rubén Vasconcelos Méndez, para que ordene a su personal en Juxtlahuaca se agilicen las investigaciones y no permita que este crimen quede en la impunidad, como ocurre en otros casos.

La versión del pariente

El familiar de la víctima narró que el sábado 10 de marzo, la autoridad auxiliar fue citada a Santiago Juxtlahuaca donde el edil de San Martín, Santiago Ramírez Cervantes, les entregaría el recurso correspondiente de los ramos 28 y 33, que le venían exigiendo.

Cuando llegaron a la cita, cerca de las 10:00 horas, esperaron horas para ser atendidos por el presidente municipal quien les cambió la fecha para el 13 de marzo en la ciudad de Oaxaca de Juárez, donde les serían entregados los 3 mil 500 pesos por concepto del ramo 28 que reciben.

Entrada la noche, detalló, se enfilaron de regreso a Cerro Hidalgo y al llegar a la desviación a su comunidad, el vehículo en donde se trasladaban fue atacado a balazos.

“Dicen que fueron los mismos policías municipales, quienes los emboscaron dejando sin vida a mi hermano”, señaló.

Explicó que hubo irregularidades en el proceso del levantamiento del cadáver de su hermano, pues el hecho violento se dio el 10 de marzo, pero los agentes estatales de investigación, levantaron el cuerpo hasta las 8 de la mañana del 11 de marzo, aproximadamente.

“Queremos justicia, que los responsables indemnicen a la esposa de mi hermano, quien dejó 10 hijos y que se castigue a los responsables”, asentó.