Chinantecos contra hidroeléctrica en San Felipe Usila, Oaxaca

En 2014 NOTICIAS visitó la zona de Usila donde una empresa chilena pretende construir una hidroeléctrica

Ante el eventual daño al medio ambiente, comunidades indígenas chinantecas de San Felipe Usila, región de la Cuenca del Papaloapan, rechazaron el proyecto hidroeléctrico que pretende construir la empresa transnacional sudamericana Generación Enersi, S.A. de C.V., en la subcuenca del río Usila, con una inversión inicial de 350 millones de pesos.

El director general de Servicios para una Educación Alternativa (Educa), Marcos Leyva Madrid, dijo que las comunidades indígenas chinantecas determinaron oponerse en asamblea general, en febrero pasado, porque la generación de energía eléctrica sobre el cauce de los ríos Perfume, Santiago, Verde y Grande –afluentes del río Usila–, implicará afectaciones al hábitat de la selva de La Chinantla, ante el establecimiento de bordos o presas derivadoras, tuberías a presión, compuertas, casas de máquinas con turbinas y tanques de carga.

Explicó que la compañía transnacional sudamericana presentó una primera solicitud en 2014 a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para construir el proyecto hidroeléctrico, pero no prosperó por el mismo rechazo de las comunidades indígenas chinantecas porque afectaría unas 20 mil hectáreas de bosques y selvas.

Detalló que según un estudio del Centro de Estudios para el Cambio en el Campo Mexicano (Ceccam), el proyecto hidroeléctrico impactaría las áreas voluntarias de conservación de San Pedro y Santiago Tlatepusco, San Antonio Analco, San Antonio del Barrio y Cerro del Mirador, así como las colindantes áreas de conservación de Nopalera del Rosario, San Felipe de León, La Tierra del Faisán y San Juan Teponaxtla.

Subrayó que el proyecto hidroeléctrico provocará la disminución del caudal de los ríos y pondrá en peligro a sus especies, porque las cortinas a levantarse en diferentes se convertirán en barreras para peces y crustáceos e impedirán a las truchas remontar la corriente para desovar.

Destacó que si la Semarnat aprueba el proyecto hidroeléctrico afectaría la selva de La Chinantla, considerada como la tercera más conservada en México, después de La Lacandona y Los Chimalapas.

Generaría 121 gigawatts

Según la manifestación de impacto ambiental presentada por la empresa transnacional sudamericana, las obras consistirían en la instalación de una cortina derivadora sobre el cauce del río para el desvío parcial del flujo hidráulico constante, que será dirigido por gravedad hasta el sitio donde se descargará el flujo de agua a presión constante, sobre turbinas instaladas en una casa de máquinas.

De ahí, se conectaría con una subestación vinculada a una línea de alta tensión, para su llegada a punto de conexión con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), hasta el municipio de Valle Nacional.

La hidroeléctrica, que generaría 121 gigawatts en promedio anualmente, se ubicaría a 800 metros de la cabecera municipal de San Felipe Usila, en la margen de los Verde, río Grande y río Santiago, afluentes del río Usila.

El 90 por ciento, estaría en el municipio de San Felipe Usila y el restante, en los límites con el municipio de San Juan Bautista Tuxtepec.