Ritual, protesta y marcha en huelga feminista en Oaxaca

MARIO JIMENEZ LEYVAMARIO JIMENEZ LEYVA

Con un ritual indígena, una marcha y la colocación de atavíos morados en las estatuas de Calzada de la República, integrantes de colectivos, organizaciones sociales y un bloque de mujeres de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se sumaron a la “Huelga Feminista” en la conmemoración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

De manera central las participantes repudiaron la violencia feminicida así como la ausencia del reconocimiento al aporte de las mujeres en la construcción de la República Mexicana.

Por la tarde, el contingente conformado por al menos 300 mujeres, se concentró en el busto en honor a Brígida García madre de Benito Juárez, y posteriormente avanzaron sobre Calzada de la República en donde colocaron a cada una de las 17 estatuas de hombres ilustres, elementos como escobas, trapeadores, mandiles, cacerolas, bebés de juguete y pañoletas moradas, además de letreros en donde se leyeron consignas como “Si nuestro trabajo no vale, háganlo sin nosotras”.

“Estamos haciendo esto para reivindicar que en este país también las mujeres hemos sido parte de la historia, con nuestra voz, nuestra sangre, también hemos tomado las armas, entonces esta es nuestra manera de tomar esta Calzada de la República”, señaló Nayeli Tello de Consorcio para el Diálogo Parlamentario de Oaxaca. 

FOTO: Mario Jiménez

De la misma manera -dijo- la colocación de atavíos a las figuras de Ignacio Ramírez Calzada, Francisco Zarco, Ignacio Zaragoza, Ignacio Pesqueira García, Ángel Albino Corzo, Guillermo Prieto, Juan N. Álvarez, Valentín Gómez Farías, León Guzmán, Melchor Ocampo y Mariano Escobedo, Gabino Barreda, Eustaquio Buelna, Gregorio Méndez Magaña, José Pedro Méndez, Sebastián Lerdo de Tejada, Manuel Cepeda Peraza, Jesús González Ortega y Jesús Terán Peredo, fue un mensaje para señalar que los hombres también tienen responsabilidades en el cuidado del hogar.

Al paso del contingente, las mujeres realizaron pintas sobre el asfalto en donde se leía “huelga feminista”, asimismo pintaron siluetas de mujeres para recordar a las víctimas de los feminicidios en Oaxaca.

Por la mañana, dirigido por expertas en medicina tradicional, las huelguistas realizaron un ritual que tuvo como objetivo el agradecimiento a la tierra y bendición a las mujeres en la idea simbólica de sincronizar la energía para su protección en un contexto de violencia creciente y generalizada que las coloca en mayor vulnerabilidad.

Conjuntando elementos como copal, flores, maíz, barro y mezcal, el acto representó una conexión entre la identidad del pueblo oaxaqueño y la lucha por los derechos de las mujeres.

Acompañadas de un canto a las mujeres, las guías elevaron el sahumerio hacia los cuatro puntos cardinales. Al oriente en honor al sol como generador de vida; al sur lugar de la abundancia relacionado con la mujer; al poniente el descanso de los ancestros que representa la invocación de la sabiduría; al norte el lugar del viento; y al final en la conexión con el centro de la tierra.

Luego del ritual vino el mitin en donde reclamaron derecho a la igualdad salarial, despenalización del aborto, alto al acoso callejero y al asesinatos de mujeres; justicia ante los feminicidios, y respeto a sus derechos políticos.

Yesica Sánchez Maya, integrante de Consorcio Para el Diálogo Parlamentario señaló que la violencia en contra de las mujeres ha ido escalando a tal grado que tanto en la calle como en los hogares las mujeres corren el riesgo de ser agredidas, incluso asesinadas.