Paralizadas, 9 consultas a unidades indígenas en Oaxaca

Rechazo manifiesto a instalación de un parque eólico en Unión Hidalgo

El subdelegado de la Comisión Nacional de los Pueblos Indígenas en Oaxaca (CDI), José Armando Guzmán Alcántara, aseguró que en la comunidad de Unión Hidalgo, en el Istmo de Tehuantepec, no se ha realizado la consulta a la comunidad sobre la instalación de parques eólicos, en desapego al derecho que el convenio 169 de Organización Internacional del Trabajo (OIT) e incluso dijo que el proceso se encuentra detenido por la inconformidad manifiesta de algunos ciudadanos.

“En Unión Hidalgo todavía no se aplica la consulta, las secretarías de Energía y del Medio Ambiente solicitaron a la CDI el apoyo técnico pero con la manifestación ciudadana tiene que analizarse la viabilidad de hacerla o esperar un tiempo, pero ello es decisión de los pobladores”, dijo.

Informó que son nueve los procedimientos para concretar consultas en algunas comunidades de la entidad, de las cuales el 90% se dirigen a temas electorales.

El funcionario aseguró que autoridades comunitarias o municipales están oblilgadas a convocar a la consulta, "no hacerlo es incurrir en una omisión que puede ser denunciada por la población".

“Son las autoridades quienes, bajo sus procedimientos tradicionales realizan todo el ejercicio,  lo que hace la CDI es brindar todo el apoyo técnico para que lo puedan realizar, las instituciones tienen como única obligación apoyar técnica, metodológica y operativamente a las comunidades, pero son estas las únicas que bajos sus procedimientos tradiciones pueden realizar la consulta”, explicó.

Consultas pendientes
San Marcos Zacatepec, Juquila
San Mateo Yucutindoo
San Juan Sosola, en el municipio de San Jerónimo Sosola
San Andrés el Alto
San Fernando Matamoros, en San Antonino el Alto
San Pedro Tulixtlahuaca en San Antonio Tepetlapa
San Mateo Río Hondo
Alumbramiento de agua en el Valle Eteco
Unión Hidalgo.

 

Confirma: no hubo consulta

Aunque su aplicación es reciente, Guzmán Alcántara, agregó que la CDI creó, desde 2014, un protocolo para la realización de consultas a los pueblos y comunidades indígenas, pues no se trata solo de llegar y preguntar qué opinan, sino se debe realizar todo un trabajo de planeación e información previo.

Aseverar que se ha realizado ya una consulta no es posible, todos los casos, incluído el de Unión Hidalgo, están en proceso y concluirlas dependerá de las condiciones de las comunidades.

Las comunidades donde la CDI apoya el proceso de consulta son, en temas electorales: San Marcos Zacatepec, Juquila;  San Mateo Yucutindoo; San Juan Sosola, en el municipio de San Jerónimo Sosola; San Andrés el Alto y San Fernando Matamoros en San Antonino el Alto; San Pedro Tulixtlahuaca en San Antonio Tepetlapa; así como una agencia municipal de San Mateo Río Hondo; un caso más el de alumbramiento de agua en el Valle Eteco y la eólica de Unión Hidalgo.

Cabe recordar que recientemente el secretario de Medio Ambiente, Energía y Desarrollo Sustentable de Oaxaca (Semaedeso), José Luis Calvo Ziga, evidenció el incumplimiento con el convenio de la OIT, que señala que la obligación de garantizar la realización de estas consultas recae en los gobiernos y no en personas o empresas privadas, al informar que Electricidad de Francia realiza una consulta técnica a la comunidad de Unión Hidalgo y La Ventosa, en cuyos terrenos se pretende iniciar un parque eólico.

¿QUÉ ES EL PROTOCOLO PARA LA CONSULTA?

En 2014 la Comisión Nacional de los Pueblos Indígenas en Oaxaca (CDI) elaboró un protocolo para la aplicación de  la Consulta a los Pueblos y Comunidades Indígenas basado en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que apenas en 2017 comenzó a aplicarse.

En él la CDI asume la función de ser un órgano técnico y acompañar a las comunidades indígenas para cumplir con los tres principios básicos de toda consulta: que ésta sea previa, libre e informada. Dicho protocolo es el que la dependencia federal aplica en el proceso que en este tema se desarrolla en los nueve casos que a la fecha existen.

El proceso implica la generación de todo procedimiento de información de acuerdo a las condiciones sociocultarales de la comunidad a ser consultadas,para hacerla accesible a la población; las consultas se desarrollan fundamentalmente por dos temas: reformas legislativas o acciones que modifican sustancialmente la vida comunitaria

La aplicación del procedimiento se apega a las formas tradicionales de cada población es decir, a través de asamblea comunitaria si esta es la máxima autoridad y por votación directa; en caso contrario, el ayuntamiento es el responsable de convocar a la población para que determine el procedimiento a seguir.

Las comunidades no están obligadas a aplicar el protocolo, sin embargo sí deben procurar cumplir con los tres principios básicos que marca el convenio 169 de OIT.