VIDEO | Arte, conocimiento e historia en la Casa de la Cultura de Oaxaca

Talleres, exposiciones, conciertos, conferencias; entre otros eventos artísticos tienen como marco la Casa de la Cultura Oaxaqueña, cuya sede reposa al interior del Convento de Santa María de los Ángeles, una bella edificación  del siglo XVIII, en el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca. Este espacio dio albergue, en su momento, a las monjas Capuchinas Descalzas, también llamadas cacicas, quienes a partir de 1732, recibieron en su claustro a las monjas hijas de caciques oaxaqueños.

En la actualidad el inmueble, el cual  fue declarado Monumento Histórico en 1933, destaca en su parte exterior por sus muros de cantera que adornan la fachada, en la parte de enfrente una explanada da la bienvenida a aquellos curiosos de la expresiones artísticas.

 

Historia

La Casa de la Cultura Oaxaqueña fue fundada en el año de 1970 con el objetivo de promover, crear e incrementar las expresiones artísticas de la entidad. En aquél entonces, por decreto del gobernador Fernando Gómez Sandoval, se creó la Academia de la Cultura Oaxaqueña; para 1971 la Academia se transformó en la Casa de la Cultura Oaxaqueña, siendo su primer director Ernesto Miranda Barriguete.

El templo que hoy conocemos se construyó el 22 de abril en 1730, esta edificación presenta el estilo barroco austero, posee dos niveles y está construida en cantera verde.

Cultura viva

Está ubicada entre las calles González Ortega y Colón; en su interior existen dos patios, el principal adornado de diferentes tipos de plantas y una fuente de cantera en el centro. En el segundo patio, destaca una explanada donde se desarrollan las diferentes actividades culturales y en sus muros se exhiben diversas obras realizadas por estudiantes de la institución.

 

En la planta alta se colocaron las oficinas administrativas, salones y algunos talleres; en la planta baja también se cuenta con salones de clases y auditorios, y el segundo patio es utilizado para la realización de diversas actividades culturales.
Entre las disciplinas que se imparten están la iniciación artística, artes escénicas, plásticas, danza, talleres artesanales, alternativos y música.

De acuerdo con lo plasmado en sus paredes, su misión es promover las manifestaciones artísticas y culturales a través de la difusión y fomento de la enseñanza y actividades culturales.

Todas las edades

La Casa de la Cultura ofrece actividades para los pequeños que se van adentrando a las artes, denominadas las unidades de iniciación artística, en donde los menores de cuatro a seis años tienen acercamiento a diferentes disciplinas como la música, teatro, artes plásticas, danza, la lectura y el cine.

En tanto, durante 47 años la Casa de la Cultura Oaxaqueña se ha consolidado como una opción de contacto con al arte y la cultura, donde se ofertan 47 talleres disponibles en 180 horarios, registrando en cada periodo un promedio de 2000 personas inscritas a partir de los cuatro años de edad.

Para las personas interesadas en asistir a los talleres de la Casa de la Cultura estén al pendiente de las redes sociales de la CCO, ya que a que a partir de febrero las inscripciones están disponibles.