Denuncian a eóllca de Unión Hidalgo, Oaxaca ante la OCDE

Aerogeneradores en la zona de Unión Hidalgo

La comunidad zapoteca de Unión Hidalgo, en Oaxaca, respaldada por el Proyecto de Derechos Económicos Sociales y Culturales (ProDESC), presentó una queja ante el Punto Nacional de Contacto (PNC), una instancia intermediadora de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), para denunciar las actividades de la empresa eólica trasnacional francesa Electricité De France (EDF), por estar violando sus derechos humanos.

El coordinador del Área de Justicia Transnacional de ProDESC, Juan Antonio López Cruz dijo que la comunidad zapoteca, desde inicios del 2017, comenzó a reunir evidencia sobre la eventual instalación del parque eólico Gunaá Sicarú en su tierra y territorio, propiedad de la empresa Eólica de Oaxaca, S.A.P.I. de C.V, filial de la trasnacional EDF.

Obra sin consulta

Explicó que la comunidad zapoteca constató el avance y desarrollo del proyecto con el paso de los meses, sin la realización de una consulta indígena para obtener su consentimiento y sin su participación en la planeación del parque.

Destacó que estas acciones constituyen violaciones a los derechos humanos, principalmente a su derecho a la consulta y al consentimiento previo, libre e informado, porque son condiciones propicias para nuevas afectaciones contra la comunidad y las personas defensoras de la tierra y el territorio.

Ante esto, subrayó que la comunidad zapoteca recurrió al PNC, con sede en Francia, para conocer las posibles violaciones a los derechos humanos de la transnacional francesa y así llamar, a cumplir su responsabilidad de generar mecanismos de diálogo con la comunidad e impedir una actuación corporativa contraria a las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales.

De acuerdo con las directrices de la OCDE –a los que el Estado francés se adhirió-, las empresas deberán, entre otros puntos, respetar los derechos humanos internacionalmente reconocidos de las personas afectadas por sus actividades; implementar la debida diligencia basada en los riesgos; facilitar a las partes interesadas posibilidades reales de participación para planificar y tomar decisiones relativas a proyectos u otras actividades susceptibles de influir de forma significativa en las poblaciones locales y abstenerse de cualquier injerencia indebida en las actividades políticas locales, asentó.

Confió que el PNC, en su facultad de resolver instancias específicas, garantice imparcialidad, equidad, accesibilidad, transparencia y participación de la comunidad zapoteca durante el proceso.

De igual forma, López Cruz manifestó su deseo que se pronuncie sobre los posibles abusos a derechos humanos cometidos por EDF o sus subsidiarias y ofrezca acceso a mecanismos de reparación y remedio para ser implementados y monitoreados. 

Así como que garantice que las futuras acciones corporativas llevadas a cabo por EDF estén en concordancia con las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales.