Piden blindaje militar a ZEE del Istmo, Oaxaca

El gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa, solicitó a la 63 legislatura otorgue el consentimiento para que los bienes inmuebles que formarán parte de la Zona Económica Especial (ZEE) de Salina Cruz sean considerados jurisdicción exclusiva de los poderes federales, por lo que su seguridad, resguardo y protección serían exclusividad del ejército y policías de la Federación.

El documento, de fecha 25 de enero del 2018, número CIGEO70016/2018, está suscrito por el consejero jurídico del gobierno estatal, José Octavio Tinajero Zenil, y fue turnado a comisiones en la sesión ordinaria del 30 de enero del año en curso.

Los bienes inmuebles de la zona económica de Salina Cruz están integrados por dos fracciones de terreno que miden en su totalidad 57 hectáreas, 31 áreas y 22 centiáreas, mismos que se propone sean ahora de jurisdicción exclusiva federal.

De acuerdo al proyecto de dictamen, la zona económica especial debe entenderse como un área delimitada geográficamente, ubicada en lugares con ventajas naturales y logísticas para convertirse en una región altamente productiva que contribuya a la disminución de las brechas de desigualdad que dividen a las tres grandes áreas del territorio nacional.

Detonarán nuevos polos de desarrollo en regiones rezagadas económicamente y potencialmente productivas, a través de herramientas como un enfoque integral, ubicación estratégica, proyectos de infraestructura, incentivos fiscales, atractivos a la inversión y ventanilla única.

Añade que el 30 de septiembre de 2016, el Congreso estatal, mediante el decreto número 2083, emitió la Ley de Coordinación Estatal de las Zonas Económicas Especiales del Estado de Oaxaca.

Ahora bien, instalada en una región de permanente invasión de terrenos, toma de oficinas públicas y protesta social, la jurisdicción exclusiva federal de la Zona Económica Especial de Salina Cruz garantiza la seguridad de las instalaciones.

El pasado 18 de diciembre del 2017 el presidente Enrique Peña Nieto decretó la creación de dos nuevas Zonas Económicas Especiales: las de Salina Cruz, Oaxaca, y Progreso, Yucatán.En el evento explicó las ZEE crearán empleo y oportunidades para los habitantes de la región.

“Sobre todo algo bien relevante: empleos mejor remunerados, bien pagados, porque las empresas que aquí habrán de instalarse, aprovechando esos incentivos que genera el ser ZEE, van a demandar empleos calificados, experimentados”.