El 70% en Oaxaca carece de agua en excusados

El 12% de las viviendas en Oaxaca carece de sanitarios exclusivos; deben compartirlo.

Los oaxaqueños tienen los peores baños del país.

En tres de cada 10 casas que hay en la entidad, la gente literalmente defeca en hoyos; de acuerdo con las últimas cifras del Inegi.

Y el panorama empeora si se considera que los habitantes de más del 70 por ciento de las casas no pueden jalar a la palanca en el excusado porque sus sanitarios no tienen abasto de agua.

La Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2016 reveló que 289 mil 712 viviendas, del millón 50 mil 19 que hay en Oaxaca, tienen solo un hoyo en su sanitario al cual, los usuarios, “no le pueden echar agua” al realizar sus necesidades.

Esta cifra representa el 27.6 por ciento del total estatal, lo que ubica a Oaxaca como la única entidad del país con ese porcentaje de baños en esas condiciones. Veracruz es el estado más cercano con más de 272 mil casas con este tipo de baños austeros, sin embargo, en aquella entidad hay, en total, más de 2 millones de hogares.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política Pública de Desarrollo Social (Coneval) señaló que los falta de servicios sanitarios adecuados afecta, principalmente a los niños.

Indicador de sanidad

Un hoyo, con lo único que cuenta un tercio de oaxaqueños para realizar sus necesidades fisiológicas.

Y advirtió que el acceso a servicios básicos en la vivienda es un componente fundamental del entorno en que las personas interactúan, se desarrollan y participan en la comunidad, ya que impacta en sus condiciones sanitarias, permite reducir la morbilidad y la mortalidad en la niñez.

“La ausencia de servicio de drenaje influye de forma negativa sobre las condiciones sanitarias de las familias, en particular de niñas y niños. Por esta razón, existe carencia cuando la vivienda no cuenta con un drenaje o un desagüe conectado a la red pública o a una fosa séptica que permita eliminar las aguas negras y jabonosas (grises o sucias)”, expuso este organismo federal en su estudio 2016 de la pobreza.

Los resultados de la encuesta del Inegi mostraron que en la mayor cantidad de casas que hay en Oaxaca -467 mil 526- sus habitantes deben usar una cubeta para limpiar el baño tras realizar sus necesidades fisiológicas. Representan el 44 por ciento del total de hogares que hay en la entidad.

Solo el 27 por ciento de los viviendas de Oaxaca tienen abasto de agua en sus sanitarios, que facilita el retiro de los desechos, a través de una palanca que deben jalar sus usuarios. En este rubro, es el estado con el menor porcentaje de todo el país.

De los baños que tienen un servicio de drenaje, ya sea con abasto de agua directo o indirecto (cubeta), solo 35 mil 482 utilizan un biodigestor, el cual reemplaza la red pública.

Y ¡lo comparten!

Las deficiencias sanitarias no es la única característica de los baños en Oaxaca. Es el estado donde más se comparte este espacio de las casas entre varias familias.

La Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2016 reveló que el 12 por ciento de las casas oaxaqueñas -más de 129 mil- no tienen un sanitario exclusivo.

En porcentaje, el más elevado de la República Mexicana, muy por encima de Guerrero, Puebla y Tlaxcala; en donde se registró que el 10 por ciento de las viviendas comparte sanitario.

De las viviendas que cuentan con excusado, 7 de cada diez los usuarios deben limpiarlo con una cubeta con agua. La imagen, en Santa María Atzompa.

Cayó la calidad de vida

El Coneval informó que en los últimos dos años se cayó la calidad de las viviendas de los oaxaqueños. Casi 84 mil habitantes de este estado empeoraron en este rubro durante este periodo.

Este estudio señaló que en 2014, el 24.5 de la población de Oaxaca -más de 978 mil 700 personas- tenía esta carencia; y dos años después, fueron contabilizados más de un millón 62 mil pobladores en esta condición, el 26.3 por ciento del total estatal.

La situación se agrava más cuando se considera la carencia de los servicios básicos en los hogares oaxaqueños.

Las cifras reportadas por Coneval mostraron que más de la mitad de la población carece de éstos.

“Con base en los criterios discutidos con la CONAVI se considera como población en situación de carencia por servicios básicos en la vivienda a las personas que residen en viviendas que presenten, al menos, una de las siguientes características: el agua se obtiene de un pozo, río, lago, arroyo, pipa; o bien, el agua entubada la adquieren por acarreo de otra vivienda, o de la llave pública o hidrante”.

Al fondo del predio de la vivienda, en el mejor de los casos, una letrina.

“Además, no cuentan con servicio de drenaje o el desagüe tiene conexión a una tubería que va a dar a un río, lago, mar, barranca o grieta; no disponen de energía eléctrica; o, el combustible que se usa para cocinar o calentar los alimentos es leña o carbón sin chimenea”

Más de 2 millones 506 mil de personas no tiene servicios básicos en sus casas; 94 mil 100 más que en la última medición hecha en el año 2014.