Tlazoyaltepec, Oaxaca: "perdón por ser tan pobre"

MARIO JIMENEZ LEYVAMARIO JIMENEZ LEYVA

Joaquín y su familia, el prototipo de las cientos que existen en los municipios pobres de Oaxaca

SANTIAGO TLAZOYALTEPEC, ETLA, Oaxaca.-Joaquín Ramírez Velasco no culpa a nadie su situación, asume que así le tocó vivir, de otra manera no se explica cómo ha podido subsistir en las condiciones en que se encuentra: sin trabajo, en una vivienda prestada y en una comunidad en la que no hay oportunidad de mejorar.

Pide perdón por ser pobre

"Perdón por recibirlos así, no tengo ni qué ofrecerles, ni modo que les ofrezca mi pobreza", dice Joaquín al recibir a NOTICIAS, Voz e Imagen de Oaxaca, en una de las 3 piezas construidas en el terreno que habita, dos de lámina ensarrada y una de ladrillo, todas muy pequeñas.

Él es uno de los apenas poco más de 3 mil habitantes de este lugar en el que cerca del 60% de personan han emigrado hacia Estados Unidos.

En Tlazoyaltepec, municipio ubicado apenas a 36 kilómetros de la capital, no hay forma de generar el sustento, apenas algunos de quienes se quedan queman carbón y fabrican polines y leña para venderlos a intemediarios en el Mercado de Abasto.

Joaquín, de 43 años, es el único sostén de su familia conformada por la abuela Agustina, de 83 años, y quien padece de Parkinson, la esposa, Elena, la hermana de Joaquíjn, Isabel y 3 menores, dos que son sus hijos y un sobrino; Joaquín está perdiendo la vista.

“Aquí no hay trabajo, a veces ni de chalán, sembramos maíz en ese pedacito - un tramo de aproximadamente 8 metros cuadrados- y alcatraz, pero este año ni eso hubo, el clima hizo mucho daño”, comenta.

Las cosechas sólo para el autoconsumo, pero dependen del temporal. FOTO: Mario Jiménez

NAVIDAD SIN CENA

Su voz se quiebra al recordar que llega la Navidad y un año más. Si tiene unos centavitos comprarán unos huevos y cenarán en familia, en caso contrario, dormirán temprano y, al siguiente día, otra vez explicarán a sus niños el porqué a ellos no les llegan regalos.

A pesar de su situación, no deja de sonreír, ni pierde la esperanza de que las cosas cambien, su gran temor es quedar completamente ciego, porque no sabe quién sostendrá a los suyos si queda discapacitado.

“Me duele no tener pa’l doctor, mi abuelita hace tiempo que no la mira uno y pues menos tiene medicinas y a mí pues me dicen que me atienda pero pues ¿de dónde?, esta semana por ejemplo no hubo dinero, estamos a café, tortilla y frijol, gracias a Dios ¿verdad?, ustedes perdónenme por no poder recibirlos mejor”, puntualiza.

La cosecha de Joaquín para alimentar a su familia los próximos meses. FOTO: Mario Jiménez

Un pueblo fantasma

Pronto será el informe de gobierno del munícipe, Esteban Santiago Velasco y el secretario municipal Saúl Morales López, asegura que a pesar de muchos esfuerzos los resultados son buenos, pues este año logró la inversión de 9 millones de pesos para obras de electrificación, pavimentación y techado de una escuela para beneficio de la cabecera y las 5 agencias municipales, sin embargo, reconoce que con todo ello, el pueblo es un municipio pobre y lo peor: muy solo.

“No tenemos un mercado porque no hay qué vender y menos dinero para comprar, más de la mitad se han ido y sí, mandan para construir sus casas y cuando vienen dejan grandes camionetas, pero, la gente que está aquí, tiene muy poco para sobrevivir, además es tan poca que como verá parece pueblo fantasma”, señala.

La vieja costumbre arraigada en muchas comunidades de Oaxaca, provoca aquí también la deserción escolar, comenta Morales López, pues a la gente mayor no le interesa fomentar el estudio en sus hijos, prefieren que se vayan lejos a buscar dinero para vivir.

Pueblo espacioso
Tlazoyaltepec significa: "Pueblo Espacioso", por su etimología: Tlacoyahua: espacioso y Altepetl: pueblo.
7 mil habitantes
60% de la población ha migrado
Fuente: Autoridad municipal
La cabecera municipal tiene un promedio de 70% de población adulta y el 30 restante se divide entre población infantil y de la tercera edad
Fuente autoridad municipal
Autoconsumo
Cosechan frijol, maíz, garbanzo y haba

 

“Lamentablemente, nuestra gente no se da cuenta de lo que se viene pronto, ahorita ya han regresado a varios que han querido pasar, dicen que un día de estos botan a todos los migrantes de Estados Unidos, así que van a llegar y se toparán con la realidad: si hay muchas casas grandes y bonitas, pero no hay nada que comer”, indica el funcionario municipal.

La migración dañina

Gracias a las aportaciones de los migrantes, se ha logrado realizar algunas obras de beneficio colectivo, sin embargo, la ausencia de estos también daña a la comunidad, asevera el representante municipal.

Agregó que por muchos años la gente ha migrado a los Estados Unidos y dado ejemplo a las nuevas generaciones las cuales quieren seguir los pasos y eso impide también que los jóvenes sigan estudiando; por otro lado, los que tienen familia del otro lado tampoco hace mucho por producir algo.

“El campo está prácticamente abandonado porque a muchos se les facilita más esperar el recurso que les mandan, estoy seguro que en parte, la responsabilidad la tenemos nosotros mismos”, puntualizó.

Según el último reporte del Consejo Nacional de Evaluación de la Política Desarrollo Social (Coneval), en Oaxaca se encuentran 8 de los 15 municipios más pobres del país, en este listado, Santiago Tlazoyaltepec, ubicado en los Valles Centrales, ocupa el séptimo lugar con el 99.2% de su población en la pobreza.

Joaquín Ramírez al igual de muchos de los habitantes de esta localidad, enfrenta carecer de calidad y espacio de vivienda, acceso a la alimentación, ingreso suficiente para satisfacer la necesidades no alimentarias de la población, entre otras, que considera el Coneval para determinar que una población se encuentra en la pobreza.

Irónico, a pesar de los programas, esta comunidad parece estar estancada desde años atrás. FOTO: Mario Jiménez

En las agencias y localidades que conforman esta comunidad, las condiciones son peores debido a la lejanía con la cabecera municipal.