Migra y dólar frenan visitas a Quialana, Oaxaca

En diversos puntos se instalan operativos para apoyar y orientar a los visitantes tanto nacionales como locales

SAN BARTOLOMÉ QUIALANA, Oaxaca.- Se acerca la celebración de la Navidad, sin embargo, la localidad sigue igual de tranquila y vacía. Este año no se registró, como se esperaba, el retorno de migrantes para pasar las fiestas decembrinas, su condición de ilegales en la Unión Americana, las altas cuotas que cobran los polleros y los riesgos originaron la reducción de los visitantes.

Decenas de personas se quedaron esperando el arribo de sus familiares como es una costumbre añeja en estas fechas. Doña Catalina N. asegura que sus hermanas y tío no pueden ni siquiera pensar en regresar sólo por unos días porque carecen de papeles, "están de ilegales, si vienen después ¿cómo van a regresar?; es necesario ahorrar dinero para venir y regresar poe ello mejor se quedan allá y siguen trabajando; si hay oportunidad, mejor vienen en agosto para la fiesta del pueblo".

De acuerdo al reporte del Instituto Oaxaqueño de Atención al Migrante, para estas fechas se espera el arribo de aproximadamente 3 mil migrantes a sus comunidades de origen, pero en Quialana, una gran parte de los habitantes que radican en los Estados Unidos y otras partes del mundo, se han visto imposibililtados en regresar.

En este municipio, ubicado a escasa una hora de la capital oaxaqueña, donde mas de la mitad de la población es migrante, la mayoría son varones; algunas personas solo podrán enviar buenos deseos a sus familiares a través de llamadas telefónicas, el único medio directo e inmediato para saber cómo están y, aunque sea de palabra, desear felices fiestas.

Caminando por las calles de Quialana se constata que predominan las mujeres y sus hijos; pocos son los varones y muchos rebasan los 60 años de edad. La autoridad municipal señala que de los 2 mil 500 pobladores, el 80% son mujeres y 20% hombres. “La mayoría migró”.

La población predominante son mujeres; quienes más han emigrado son varones

Para pasar, 15 mil dólares

Wilfrido Martínez Sánchez, ex migrante, hoy regidor de Educación en San Bartolomé, confirma que hace 10 años era más fácil el retorno de paisanos para estas fechas, pues el cobro para pasar la frontera era de 3 mil dolares, alrededor de 12 mil pesos; actualmente los polleros han elevado la cuota a 15 mil dólares, alrededor de 270 mil pesos, de acuerdo al tipo de cambio actual.

“Esto implica una deuda a pagar en dos años, por lo menos, pues a muchos paisanos sale más caro regresar por unos días, pero además los riesgos se han incrementado”.

Dice que son pocos con fortuna de contar con una visa, lo que facilita retornar a la tierra que los vio nacer para estar con su familia, pero la gran mayoría, en el caso de los paisanos del municipio, pasó de ilegal.

La experiencia como migrante, relata, fue bastante buena, “antes cruzar la frontera era como ir de día de campo, bueno literal, porque sí caminabas por un día entero y lograbas llegar al otro lado sin tanto problema, pero con el paso de los años los peligros fueron aumentando”.

Agrega: “hoy estas sujeto a todo tipo de riesgos, desde la delincuencia organizada, hasta morir en el intento, pues ahora se pasa debajo de asientos de vehículos particulares o en las cajuelas, si los captura migración corres el riesgo de que te abandonen, muchos casos han sido así”.

Martínez Sánchez retornó a su tierra natal porque “aquí me casé y me quedé”, pero para otros es difícil porque “15 mil dólares es mucho, por eso los paisanos ya no vienen, hace cinco o seis años los paisanos llegaban, aunque de ilegales, pero venían”.

En San Bartolomé las estructuras de las casas han mejorado por las remesas enviadas por paisanos. FOTO: Emilio Morales

El regidor de Educación asegurá que la migración en esta localidad ha disminuido pero no se ha acabado, anualmente observa que por lo menos cincuenta personas deciden ir en busca del “sueño americano” para mejorar su condición de vida.

Por fiestas, 5 mil paisanos regresarían

De acuerdo con el Instituto Oaxaqueño de Atención al Migrante (IOAM), en diciembre regresan a Oaxaca entre 4 mil y 5 mil paisanos provenientes de diversas partes del mundo, principalmente de Estados Unidos. La mayoría lo hace por una corta temporada y otros, de manera definitiva.

Quienes regresan a la entidad son principalmente de las regiones de la Mixteca, Valles Centrales y Sierra Norte, prefieren pasar estas fechas acompañando a sus seres queridos.

IOAM realiza operativos de apoyo a migrante en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez, así como la terminal del ADO, donde se brinda asesorías, orientación y apoyo a favor de quienes regresan a su tierra natal.