Evacúan a 70 mil en Puerto Rico por María

AFPAFP

Pese a ser territorio estadounidense, Puerto Rico no ha recibido la ayuda esperada de EU

Más de 70 mil habitantes recibieron órdenes de evacuar una zona del noroeste de Puerto Rico por daños en una represa que puede colapsar, en el último capítulo de la saga de calamidades provocadas por el huracán María, que este sábado se desplazaba hacia el mar abierto.

El Servicio Nacional de Meteorología (NWS) emitió el viernes una advertencia por inundaciones para quienes residen en la zona del Río Guajataca y afirmó que la represa corría el riesgo de colapsar por completo.

"Todas las áreas alrededor del río Guajataca deben desalojar AHORA. Sus vidas corren PELIGRO", escribió el NWS, que agregó que la crecida ya se estaba produciendo.

El gobernador Ricardo Rosselló ordenó desalojar a los más de 70.000 habitantes que viven en el área.

El jefe de protección civil Héctor Pesquera dijo que un desagüe que normalmente libera agua de la represa en forma controlada no estaba funcionando, informó el diario El Vocero.

Imágenes de WeatherNation TV mostraban como el agua bajaba a borbotones por la rampa de un conducto de la represa, arrancando pedazos de tierra de la verde pendiente que circunda la represa.

A primera hora del sábado, el NWS extendió la alerta a los municipios de Quebradillas e Isabela, donde viven otras 8 mil personas.

Zona de desastre

Puerto Rico todavía batallaba con las peligrosas inundaciones provocadas por las lluvias del huracán María, que atravesó la isla el miércoles dejándola además sin energía eléctrica, sin agua potable e incomunicada.

Trece personas murieron y unas 700 han sido rescatadas desde entonces, informó el gobernador a la cadena CNN en la mañana del viernes: "Parte de la isla carece de comunicaciones, así que lo que tenemos son algunas evaluaciones preliminares que dan cuenta de 13 muertos en esta coyuntura".

Más tarde, el Departamento de Salud Pública informó que son seis los muertos confirmados, y que el saldo de 13 era una cifra extraoficial.

El huracán María ha dejado en total 33 muertos a su paso por el Caribe: a los de Puerto Rico, se suman dos víctimas en Guadalupe, 15 en Dominica y tres en Haití.

Pero es en Puerto Rico, un territorio autónomo estadounidense con 3,4 millones de habitantes, donde la situación es más grave.

El presidente estadounidense Donald Trump declaró "Zona de Gran Desastre" a este territorio, lo cual libera fondos ilimitados de ayuda federal para una isla que desde mayo está en bancarrota.

"En ocasiones no nos han dado un trato equivalente a un ciudadano continental de Estados Unidos, así que este es el momento para que el gobierno federal demuestre que trata de igual forma a sus territorios", dijo a la AFP en San Juan Ramón Dávila, un abogado de 49 años.