Oaxaca, de los peores en manejo de basura

No hay relleno sanitario
CARLOS ROMÁN VELASCOCARLOS ROMÁN VELASCO

La capital y sus municipios conurbados, desde hace 35 años, envían sus desechos al tiradero ubicado en el municipio de Zaachila

Aunque a nivel nacional Oaxaca es una de las entidades con menor generación de basura, también es una de las que tiene el peor sistema de su manejo.

Mientras que el 73 por ciento de los municipios quema entre un 300 y un 100 por ciento de su basura, la capital del estado y sus municipios conurbados continúan enviado sus desechos a tiraderos a cielo abierto.

El director general del Instituto de la Naturaleza y la Sociedad de Oaxaca (INSO), Juan José Consejo Dueñas, señaló que como estrategia oficial no hay procesos de reciclaje ni de reducción de volúmenes, tampoco hay un sistema de confinamiento.

 

Esto que llaman tiradero controlado es casi un eufemismo; no es un relleno sanitario de ninguna manera aunque hubo en su tiempo y su momento una instalación para hacerlo nunca se terminó ni se puso en funcionamiento. Tenemos un sistema extraordinariamente malo, peor que muchos de los que hay en México, y en el país en términos generales estamos muy atrasados

 

El director general del Instituto de la Naturaleza y la Sociedad de Oaxaca (INSO), Juan José Consejo Dueñas

 

El activista señaló que es necesaria la implementación de acciones tendientes a la separación de basura pero también a la reducción, pues únicamente separar la basura orgánica representaría quitar la mitad del problema, “sería una fuente de composta más que de problema”, declaró.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en la entidad el 73 por ciento de los municipios queman entre el 30 y 100 por ciento de la basura que generan. Las consecuencias de esta práctica son graves. La emisión de gases contaminantes desprendidos de los residuos sólidos puede ocasionar cáncer. Es un peligro tóxico.

Los datos generados por el Inegi señalan que los municipios en donde la quema de basura, como forma de desecho final de sus residuos predomina son Santa Magdalena Jicotlán, San Pedro Jocotipac, San Lorenzo Cuaunecuiltitla, San Vicente Lachixío, Santa María Teopoxco, Santiago Nundiche, Santiago Tlazoyaltepec, San Miguel Tequixtepec, San Juan lalana, San Pedro Jaltepetongo, San Pablo Cuatro Venados, San Juan Diuxi, San José Independencia, San Idelfonso Amatlán, San Francisco Teopan.

En estos municipios -señala el Inegi- más del 90 por ciento de la basura generada es quemada.

Por otro lado, la capital del estado y sus municipios conurbados desde hace 35 años envían sus desechos al tiradero ubicado en la demarcación de Zaachila para su manejo que consiste en la compactación de basura y colección de los lixiviados -líquidos generados por la basura- aunque durante la temporada de lluvias principalmente, éstos se escapan de las lagunas y corren sobre la calle.

“No me atrevería a decir que Oaxaca es el peor del país en manejo de basura porque muchos podrían reclamar el primer lugar, pero sí es muy malo y sin duda una de las peores ciudades medias”.