Realizan en Oaxaca primera boda gay sin juicio de amparo

ARCHIVOARCHIVO

Yoshio Ramírez inició en 2012 la batalla legal para que se permitiera que las personas del mismo sexo pudieran contraer matrimonio en Oaxaca.

El Registro Civil de Oaxaca realizó este fin de semana el primer matrimonio entre personas del mismo sexo sin la necesidad de un juicio de amparo de por medio, indicó Yoshio Ramírez, defensor de los derechos de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Travesti e Intersexual (LGBTTI) en Oaxaca.

El activista formó parte del grupo de personas que en 2012 iniciaron la batalla legal para que se permitiera que las personas del mismo sexo pudieran contraer matrimonio en el estado, entidad en donde hasta este momento no se ha modificado el Código Civil.

En abril de 2013 La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional las fracciones del artículo 143 del Código Civil de Oaxaca en el que se define al matrimonio como un contrato entre “un solo hombre y una sola mujer” que tiene por objeto, “perpetuar las especie”, por ser discriminatoria debido a que se excluye a parejas del mismo sexo.

En su momento la Primera Sala de la Corte Suprema resolvió otorgar un amparo a 39 personas homosexuales, integrantes de la Organización No Gubernamental Matrimonio Igualitario, México residentes de Oaxaca, para que pudieran ejercer su derecho a casarse cuando lo determinaran.

El sábado 1 de julio el activista contrajo matrimonio civil sin el amparo requerido sino a través de la jurisprudencia. El hecho fue celebrado de manera pública con un recorrido sobre el andador turístico Macedonio Alcalá, acompañado con el tradicional convite.

El primer matrimonio gay en Oaxaca se llevó a cabo en una ceremonia civil privada celebrada el 22 de marzo de 2013 luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación amparara a las dos mujeres que contrajeron matrimonio.

El matrimonio se realizó un año y ocho meses después de que la pareja presentara su solicitud de matrimonio ante el Registro Civil el estado y les fuera negado debido a un artículo del Código Civil estatal, por lo que llevaron su caso ante el máximo tribunal del país. En esa ocasión otras dos parejas del estado realizaron el mismo proceso.