Amor por las orquídeas

Araceli nos explica que es importante mantener las plantas en un lugar donde se produzca bochorno

“Me encantan los colores de las orquídeas y que duraban mucho tiempo”, nos cuenta Araceli Lorenzo y con este gusto, comenzó a adquirirlas desde hace 5 años, pero en un principio se le secaban o se le pudrían, por lo que decidió tomar un curso en el que aprendió todas las especificaciones para poder cuidarlas y posteriormente investigando y asistiendo a más cursos, logró tener su hermoso jardín.

“Aprendí a cuidarlas para poder disfrutar de su belleza”, nos relata entusiasmada, pues actualmente cultiva diferentes tipos de plantas en su jardín, pero el principal atractivo son sus queridas orquídeas, las cuales también decidió poner a la venta, más que por un negocio, con la intención de que más personas conozcan de esta flor y disfruten de su diversidad de formas y colores; pues además, los clientes pueden intercambiarlas cuando han dejado de florecer por otra diferente y ella se encarga nuevamente de vitaminarlas y cuidarlas hasta su próxima floración.

Araceli Lorenzo disfruta los colores de sus orquídeas

El cultivo

Si bien nuestra entrevistada cultiva diferentes especies de orquídea en su jardín, en su mayoría, se pueden apreciar las Phalaenopsis, que constituyen la familia de orquídeas más populares, conocidas y comercializadas, pero regularmente reproducidas en viveros especializados, pues nos relata este complicado proceso.

“Para reproducirla hay que esperar que comience a sacar raíz y hay que esperar que crezca 3 centímetros para cortar una; después de eso hay que meterla en un químico para que madure y empiece a tener vida propia. Sin embargo, al cortarla, de inmediato se le está quitando la vida, por ello, este trabajo lo realizan expertos en cultivo de orquídea, pues hay que saber el momento exacto para cortarla y que se reproduzca con éxito”, explica.

Otras orquídeas se pueden reproducir a través de bulbos que le nacen a la planta o semillas que suelta la flor cuando se seca; sin embargo, asegura, se necesita poner en un moho especial para alcanzar la temperatura exacta y pueda reproducirse; por este motivo, tiene el costo más alto que cualquier otra planta en las florerías y viveros, pues la reproducción lleva un cuidado muy específico y minucioso.

Las orquídeas se han convertido en un regalo para ocasiones especiales

Finalmente nuestra entrevistada nos comparte algunos consejos.

Al momento de comprar:

  • Lo más importante es checar que no venga con hojas amarillas o caídas, pues indica que la planta está enferma o le hace falta riego, se debe adquirir con hojas firmes y brillantes.
  • Que traiga un sustrato que no guarde mucha humedad, como el caso de la hojarasca; debe ser ligero para que mantenga poca humedad para no pudrir la orquídea.
  • No importa que sus raíces vengan por fuera, pero deben verse verdes.
  • Se debe checar la rama de floración, si tiene dos o tres; si trae una sola vara con su rama de floración, o varias ramas de floración, , pues de acuerdo a esto dependerá el costo, pues entre más flores pueda dar, es más alto el costo.

Al momento de cuidarlas:

  • Mantenerla en un recipiente transparente con luz.
  • Conservarla en el sustrato ligero.
  • Colocarla donde haya ventilación y mantenga un ambiente húmedo
  • Bríndarle la cantidad adecuada de agua. A la orquídea Phalaenopsis le gusta que la rieguen una vez a la semana.

Acerca de las orquídeas

En su hábitat natural, lo habitual es encontrarlas en los árboles en la selva tropical.

La mayoría de las orquídeas que puede comprar en una tienda son las llamadas epífitas.

Para saber

25 mil especies de orquídeas existen en el mundo
Entre 3 y 7 años se tardan para obtener su madurez y poder florecer
Una planta bien cuidada florece cada año; la flor dura aproximadamente 4 meses y volverá a florecer en otros 8 meses.
Podemos apreciar orquídeas en cualquier época del año.