Libran la sequía y ahora amenaza inundación en el Istmo

El nivel de la presa está cerca del 90% pero el pronóstico de lluvias pone a temblar a Jalapa del Marqués.

La presa Benito Juárez, ubicada en Jalapa del Marqués en el Istmo, podría empezar a verter parte de su contenido a partir del lunes debido a que si se cumplen los pronósticos de lluvias, el nivel del agua llevaría la capacidad a un nivel crítico y de riesgo para la comunidad.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) emitió un comunicado a Protección Civil Estatal para que coordine acciones de prevención en los municipios que están aguas abajo.

La dependencia precisó que por el momento la presa no representa ningún riesgo ya que aún se encuentra apenas por debajo del 90 por ciento, sin embargo debido a que los escurrimientos continúan y se tienen pronosticadas más lluvias, se deben iniciar acciones de mitigación de contingencias.

Tras la severa sequía, las lluvias colman la presa.

 

Productores temen por exceso de agua

Productores agrícolas de la región del Istmo de Tehuantepec solicitaron ante la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) la activación del seguro agrícola para los campesinos afectados por las lluvias, ocasionadas por la tormenta tropical Beatriz que azotó el pasado fin de semana.

Tomás Chiñas, integrante del Frente Amplio de Productores Agrícolas y Ganaderos del Istmo de Tehuantepec indicó que el 90 por ciento de los productores que sembraron en seco en abril, esperando las lluvias de julio fueron afectados por el exceso de precipitaciones.

En este momento, el cultivo en pie podría salvarse si las lluvias se estabilizan, sin embargo el temor de los campesinos las intensas lluvias continúen y esto impide la preparación de terrenos y la siembra.

Otros terrenos que no fueron sembrados, pero que están anegados y sin posibilidades para su preparación de frente para el próximo ciclo agrícola, son los ubicados cerca del río Los Perros, el cual se desbordó.

El reporte por siniestro agrícola ya fue presentado ante las autoridades municipales y estas a su vez la remitieron ante la Sagarpa para que el verificador de la aseguradora realice los recorridos por las zonas afectadas.

Los municipios con mayor problemática fueron: Juchitán, Xadani y San Blas Atempa, sin embargo todos los demás que componen distrito de riego 019 se vieron afectados por las lluvias del fin de semana.

La amenaza duerme en el Golfo del Istmo

El boletín meteorológico emitido ayer, advierte de una baja presión al sur del golfo de Tehuantepec la cual presenta un 10 por ciento para su desarrollo ciclónico en las próximas 48 horas e interacción con la onda tropical número 5.

Lo anterior podría provocar tormentas puntuales muy fuertes en los estados de Guerrero y Oaxaca principalmente en la Costa e Istmo de Tehuantepec.

Hasta este sábado, la presa se encontraba en el 87 por ciento de su capacidad. El nivel acumulado derivó de la tormenta tropical Beatriz que tocó tierra el 1 de junio, luego de varios meses de sequía severa en la región del Istmo y la Costa.