Saña en feminicidios pone a Oaxaca al nivel de países en guerra o narcoestados

AGENCIA REFORMAAGENCIA REFORMA

En lo que va de la actual administración, 59 mujeres han sido asesinadas en Oaxaca.

Oaxaca.- Por la crueldad de los feminicidios en Oaxaca cometidos en el último año, la entidad alcanzó niveles de violencia comparables con los que viven países en guerra y en narcoestados.

Mujeres decapitadas, calcinadas o rociadas con gasolina, hablan del nivel de mordacidad y de la impunidad que vive el estado, coincidieron en señalar la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) y la organización Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad.

En zonas de conflicto o de guerra -explicó Ana María Hernández Cárdenas- las mujeres son más vulnerables a todo acto de violencia, a la utilización de sus cuerpos como instrumento de venganza o establecimiento de terror.

“Hay una crisis de proporciones inimaginables en otro momento. Los asesinatos de mujeres están repuntando con la ola de violencia de todo tipo que pareciera ser imparable”, señaló.

La activista indicó que lo ocurrido el pasado fin de semana en donde cuatro mujeres y una niña fueron emboscada y calcinadas, es muestra de que la violencia acumulada hace más vulnerable a mujeres y niñas. “Estamos horrorizadas del nivel de la violencia que forma parte de las políticas de terror”.

Impunidad motor de feminidicios: DDHPO

El visitador general de la DDHPO, Juan Rodríguez Ramos, señaló que la impunidad que prevalece en torno a los asesinatos de mujeres cometidos en Oaxaca, es uno de los motores que mueve a la repetición de los casos.

“La impunidad en que se han quedado muchos de los feminicidios hace que vuelva a haber conductas repetitivas por parte de personas en la sociedad y que se sigan incrementando los feminicidios. La fiscalía General del Estado debe jugar un papel fundamental en la persecución de los delitos para que se inhiba la conducta criminal y se puede reducir”, declaró.

Hasta la semana pasada -dijo- se tenía un registro de 53 mujeres asesinadas de las cuales la Fiscalía General de Justicia del Estado reconocía 21 como feminicidios.

El incremento de los asesinatos -consideró- debe llevar a las instancias del estado a generar políticas públicas concretas que lleven a erradicar la violencia contra las mujeres atendiendo a la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer “Convención Belem do Para”.

“Si pensamos que creando más normas jurídicas vamos a detener esto, estamos equivocados. Ya tenemos un cuerpo normativo estatal, nacional e internacional. Ahora lo que se debe es aplicar para erradicar la violencia contra las mujeres”, expuso.

El informe Asesinatos de Mujeres en México, realizado por el Senado de la República señala que Chihuahua es la segunda entidad de mayor riesgo homicida para las niñas y mujeres al concentrar en el periodo 2010-2015 un total de 2 mil 654 víctimas (9.3%), seguida de la Ciudad de México con 2 mil 024, Guerrero con 1 mil 973, Oaxaca con 1 mil 283 y Jalisco con 1 mil 279 casos.