Huachicoleros en Oaxaca, fuera de control

Dicen gasolineros
EL UNIVERSALEL UNIVERSAL

Ayer se registró un incendio en dos tomas clandestinas en ductos de Pemex a la altura del municipio de Acajete, en la carretera Puebla-Córdoba. En el lugar quedaron dos camionetas totalmente calcinadas. Se reporta un herido.

El robo de hidrocarburos en Oaxaca es un asunto, que al igual que en otras entidades, está fuera de control, pues además de sustraer gasolinas, los grupos delincuenciales se dedican a otro tipos de delitos, lo que convierte a este problema en un asunto de seguridad nacional.

Así lo aseveró el presidente de la asociación Empresarios Gasolineros de Oaxaca, Ramón Loredo González, quién lamentó que las autoridades de todos los niveles del gobierno reconocieran la alarmante situación en el tema a partir de hechos violentos.

En Oaxaca, apuntó, el problema recrudeció y se descaró desde hace dos años, aproximadamente, al ser cada vez más visibles los puntos de venta en casas particulares, donde almacenan combustibles en cisternas de agua y talleres mecánicos, entro otras formas de comercialización.

De acuerdo con fuentes de Petróleos Mexicanos, en la entidad se comercializaban entre 5 mil y 8 mil litros de hidrocarburos robados en los ductos de esta paraestatal, principalmente en los que pasan por las colindancia entre esta entidad y Puebla o Veracruz, así como los del Istmo de Tehuantepec.

“Nosotros cumplimos desde hace mucho tiempo en ponerlos de sobre aviso a través de reuniones, en donde se les dijo que el problema se salía de las manos el control”, expresó.

El pasado jueves, ordeñadores de Palmarito Tochapan, en el Municipio de Quecholac, atacaron dos veces a elementos del Ejército, con saldo de 10 muertos, entre ellos cuatro militares.

El empresario gasolinero subrayó el descaro de los hiachicoleros en la entidad, quienes parecían intocables. Además exhortó a la población a denunciar este tipo de delitos, pues la compra clandestina de hidrocarburo es contribuir con el incremento de esta actividad ilícita.

Gato por liebre

El representante del sector en Oaxaca apuntó que la gasolina robada que se vende no es apta para el consumo de los vehículos.

Al presentar el 70 por ciento del proceso, el uso constante de esta gasolina puede causar daños en los motores.

Habitualmente, detalló, el combustible robado se rebaja con agua, y el costo promedio del costo por litro es de 60 por ciento por debajo de los precios de Pemex.