Cierran oficinas del Seguro Popular en Oaxaca; piden reinstalación de trabajadores

CARLOS ROMAN VELASCOCARLOS ROMAN VELASCO

Protestas en la sede del Seguro Popular..

Una enésima organización sindical se apoderó ayer de las instalaciones del Seguro Popular en la capital oaxaqueña, así como de almacenes de distribución de medicamentos e insumos, para exigir la reinstalación de más de un centenar de trabajadores que aseguran fueron despedidos de manera injustificada.

La movilización la encabezó el dirigente de la Sección 09, Genaro Villalobos Sánchez, quien fue sancionado en octubre pasado por el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Secretaría de Salud, por desacato al gremio nacional; posteriormente desconocido como secretario General.

Según informó el grupo de manifestantes, el director del Régimen Estatal de Protección Social en Salud, nombre oficial del Seguro Popular, Antonio Tovar González, cesó desde el 31 de marzo pasado a 110 trabajadores de esas áreas, bajo el argumento de que les disminuyeron el presupuesto.

Tras reunirse con el titular del área, éste se comprometió a reinstalar al personal despedido, que en algunos casos tiene cinco años de antigüedad, lo cual no ha cumplido.

Quien aún se presentó como secretario General del gremio de inconformes, Genaro Villalobos, acusó también que en el Seguro Popular de Oaxaca trabaja como director financiero Gerardo Lagunes Gallinas, quien fue responsable del programa Prospera en Veracruz, durante el gobierno de Javier Duarte; por ello, demandó su salida inmediata del estado.

Negros antecedentes

Quien encabezó ayer la protesta fue sancionado desde el 17 de octubre del año pasado por extralimitarse en sus funciones y tomar decisiones contrarias al comité ejecutivo del Sindicato Independiente Nacional de los Trabajadores la Secretaría de Salud (SINTSS).

En ese entonces, el presidente de la Comisión de Honor y Justicia del Comité Ejecutivo Nacional del SINTSS, Damián Córdova Ortega, notificó personalmente a Villalobos Sánchez, de la sanción impuesta por la dirigencia en el país.

Inicialmente sería una suspensión por seis meses, tras de que Genaro Villalobos se negó reiteradamente a liberar las oficinas de los Servicios de Salud, que ocupó por casi dos meses; no obstante, ante la reiterada conducta de desobediencia, fue destituido.

Genaro Villalobos fue también cesado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por incurrir en diversas faltas administrativas y probable negligencia médica.

31 de marzo 2017

La fecha de despido

110

Trabajadores afectados