Maltrecha, reabre la Normal de Oaxaca tras vacaciones y movilizaciones

EMILIO MORALESEMILIO MORALES

Normalistas a las puertas del entro Regional de Educación Normal de Oaxaca.

Después de casi un mes de estar ocupado por la CENEO, el Centro Regional de Educación Normal de Oaxaca (CRENO) quedó ayer en manos de sus directivos para la reanudación del ciclo escolar 2016-2017.

En el transcurso de la mañana, directivos de la institución se hicieron cargo de las instalaciones para hacer una revisión y posteriormente, dedicarse a hacer trabajo de limpieza, ante los desechos dejados por los alumnos de las 11 escuelas normales en el campamento que establecieron como sede, para después desarrollar sus movilizaciones.

Ante esto, agentes de la Policía Auxiliar, Bancaria, Industrial y Comercial  (Pabic), se hicieron cargo de la vigilancia y seguridad de la institución.

La recuperación del inmueble, fue confirmada por un funcionario de la Unidad de Educación Normal del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), quien pidió no ser identificado.

Durante cuatro semanas, los estudiantes de las 11 escuelas normales, aglutinados en la Coordinadora Estudiantil Normalista del Estado de Oaxaca (CENEO), bloquearon avenidas y la caseta de peaje Huitzo de la supercarretera Cuacnopalan-Oaxaca, así como retuvieron autobuses urbanos y camiones repartidores de productos, como medida de presión para que el gobierno estatal atendiera su pliego petitorio.

Aunque antes de suspender sus protestas, en el inicio de las vacaciones de la Semana Santa, los normalistas saquearon y desvalijaron los camiones repartidores de productos.

En su pliego petitorio, la CENEO reclama el respeto a las 300 matrículas de nuevo ingreso en la licenciatura en educación primaria, 291 en la licenciatura en educación preescolar, 176 en la licenciatura en educación física, 60 en la licenciatura en educación primaria intercultural bilingüe, 30 en la licenciatura en educación preescolar  intercultural bilingüe y 60 en la licenciatura en educación especial.

En el caso de la Escuela Normal Rural Vanguardia de Tamazulapan del Progreso, que el nuevo ingreso se determine en función del número de egresos y las bajas, respetando la matrícula de 480 alumnas en cada ciclo escolar.

También, demanda que no se aplique cualquier plan, programa, proyecto o política educativa surgida de la reforma educativa, sin la participación y aprobación de la comunidad normalista, que propicie la reducción de matrículas, atente en contra de la contratación automática, la basificación de los egresados y condicione la liberación de recursos financieros.

De igual manera, exige la contratación automática con movimiento 95 (interinato ilimitado) y no mediante un memorándum, que la basificación sea en tiempo y forma, y que salario sea retroactivo al 1 de septiembre, con efectos de pago en la primera quincena de diciembre, así como que el Impuesto sobre la Renta (ISR) no sea acumulable.