Miles sufren por sequía en Huatulco, Oaxaca; mientras un campo de golf desperdicia mil millones 350 mil litros anuales

Más de mil millones de litros de agua potable se gastan anualmente, para conservar el campo de golf.

Mientras que decenas de miles de personas en Santa María Huatulco padecen escasez de agua, el campo de golf de Bahías de Huatulco desperdicia para riego de su césped mil millones 350 mil litros de agua potable al año, situación que ha sido denunciada de manera insistente, sin que ninguna autoridad federal, estatal y mucho menos del municipio, implemente acciones para evitar este brutal atentado contra la Ecología.

En foroambiental.com.mx hemos publicado tres reportajes en los que detallamos a fondo lo que ha ocurrido desde que ese campo de golf le fue concesionado a la empresa Producciones Especializadas, propiedad de Ricardo Benjamín Salinas Pliego, dueño de Televisión Azteca y del Grupo Salinas.

Fue el 15 de agosto de 2012 cuando el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) concesionó a la empresa de Ricardo Benjamín Salinas Pliego dicho campo de golf, que ahora se llama oficialmente Las Parotas Club de Golf Huatulco. La concesión se efectuó por 10 años de manera directa, más dos períodos de 5 años cada uno, es decir, por 20 años.

Cabe mencionar que la operación le costó al multimillonario empresario la ridícula cantidad de 500 mil dólares, que le serán suficientes para mantener el control absoluto hasta agosto de 2032.

Pero el problema central que nos ocupa consiste en que desde noviembre de 2012, dos meses y medio después de la concesión, la administración del campo de golf suspendió la utilización de agua tratada que le compraba al FONATUR y comenzó a regar el césped con agua potable extraída de pozos.

 

 

Y para colmo, según las denuncias presentadas ante la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), la perforación y/o utilización de esos pozos es ilegal, ya que no existe ningún permiso o autorización para tal fin, además de que no se está pagando nada por la extracción y utilización del vital líquido, lo que documentó en su momento la Asociación de Promotores Inmobiliarios y Turísticos de Bahías de Huatulco (APRODIT), que ha padecido un sinnúmero de presiones por atreverse a denunciar este espinoso asunto.

 

Brutal desperdicio de agua potable en Las Parotas Club de Golf Huatulco

Hay que recordar que de acuerdo a las investigaciones que se han realizado en los campos de golf de 18 hoyos, como es el caso del que se encuentra en Bahías de Huatulco, éstos requieren para riego de su césped una cantidad impresionante de agua.

campo de golf de Huatulco desperdicia agua potableSegún estimaciones de organizaciones ecologistas internacionales, una instalación de golf de 18 hoyos ocupa una superficie media de 60 hectáreas y necesita al año por lo menos un millón de metros cúbicos de agua, es decir, mil millones de litros, sólo para regar el césped.

Esta cantidad de agua es el equivalente al que consume en promedio anual una población de más de 10 mil habitantes.

Sin embargo, esta cifra puede aumentar entre 30 y 35 por ciento, si el campo de golf se encuentra en una zona con importante radiación solar y altas temperaturas, que es el caso del campo de golf de Huatulco, en donde el consumo de agua puede ser de hasta mil millones 350 mil litros al año, sobre todo tomando en cuenta que tiene una superficie total de 82.5 hectáreas, es decir, 22 hectáreas más que la media de este tipo de campos, además de que en esta zona la precipitación pluvial es baja e incluso ha sido mínima en los últimos años.

Justo para no desperdiciar agua potable, la tendencia internacional es utilizar aguas tratadas o bien agua de mar desalinizada para tal fin, ya que el desperdicio del vital líquido es inadmisible, sobre todo ante la crisis actual que se tiene respecto a este preciado recurso cada vez más escaso.

Incluso, en algunos campos de golf de países europeos se utiliza un césped especialmente resistente al agua salada, esto para poder utilizar directamente agua de mar para el riego diario, o bien, se ha extendido el uso de pasto artificial, que además ahorra millones de dólares en mantenimiento anual y no requiere ni una sola gota de agua para el césped.

 

Grupo Salinas reclama a foroambiental.com.mx

Cabe mencionar que en noviembre de 2016, luego de la publicación del tercer reportaje sobre este problema, el director general de Comunicación Corporativa de Grupo Salinas, Jaime Ramos Rivera, se comunicó vía telefónica con este escribidor para reclamarme si tenía algún interés particular en afectar la imagen de Salinas Pliego.

campo de golf de Huatulco desperdicia millones de litros de agua potableAfirmó entonces que le parecía muy extraña mi insistencia en este tema, al tiempo en que dijo que tenía información respecto a que los pozos de donde se extrae el agua para riego del campo de golf de Huatulco fueron obra del propio FONATUR, y “existen mucho antes de que Salinas Pliego tomara el control de las instalaciones, pero cuentan con todos los permisos para operar”.

Incluso refirió que

 

Hasta donde sabemos, la buena planeación de Bahías de Huatulco ha garantizado que ninguna familia carezca de agua potable.

 

Le expliqué categóricamente que mi único interés es periodístico y ambiental, y le reiteré que las denuncias que se han hecho están sustentadas a plenitud, por lo que la extracción de agua de pozos en ese campo de golf es ilegal o al menos totalmente irregular, al grado de que no se paga por la extracción del vital líquido.

Además, le mencioné que estaba muy equivocado respecto al supuesto buen abastecimiento de agua potable en Huatulco, ya que son constantes las interrupciones en el suministro, particularmente en los sectores populares de este destino turístico.

 

 

Después de varios minutos de plática, tensa pero respetuosa, Ramos Rivera se comprometió a indagar a fondo qué estaba ocurriendo en realidad, asegurándome que si en verdad la situación era como se estaba denunciando, se tendrían que adoptar medidas correctivas.

Lamentablemente nada de eso ocurrió, ya que hasta finales de este mes de marzo, cuatro meses después de esa conversación, se continúa regando ese campo de golf con agua potable, la CONAGUA sigue sin hacer nada para evitar esta situación e incluso ha clasificado como confidencial toda la información sobre este tema, lo que demuestra el contubernio de funcionarios federales del FONATUR y de la CONAGUA con los intereses de Ricardo Benjamín Salinas Pliego.

Mientras tanto, las autoridades estatales y municipales continúan sin mover un sólo dedo para evitar el brutal desperdicio del vital líquido en un destino dizque integralmente planeado, que se ufana de ser sustentable, lo que todos los que aquí vivimos sabemos que está muy lejos de ser una realidad.

Finalmente, es preciso subrayar que este tema ha sido denunciado también en otros medios de comunicación, entre los que destacan el noticiario radiofónico ABC Noticias y el periódico La Jornada, así como en algunos del estado de Oaxaca, y si la situación persiste como hasta ahora, este escribidor continuará insistiendo en darla a conocer a la opinión pública, sin importar los múltiples intentos por acallar la verdad, cuya difusión incomoda a intereses muy poderosos.