Vehículo solar, la revolución del transporte en Oaxaca

CARLOS HERNANDEZ LOPEZCARLOS HERNANDEZ LOPEZ

Capa Sol funciona con un panel solar de 60 volt. Este prototipo aún requiere de algunos ajustes de diseño

Desde hace tres años, oaxaqueños amantes de la tecnología comenzaron un proyecto que hoy es una realidad, ensamblaron el primer vehículo solar en su tipo y con el cual pretenden transformar la movilidad en la entidad.

Capa sol, como hasta ahora se le ha llamado a la unidad de cuatro ruedas, es capaz de circular a una velocidad de 45 kilómetros por hora, y una vez que el sol se haya ocultado puede avanzar por cuatro horas y media más de manera autónoma.

Este modelo de automóvil, que se asimila a un mototaxi, podría ahorrarle a cada concesionario de este medio de transporte alrededor de 40 mil 821 pesos al año, al dejar de llenar una vez al día el tanque de gasolina.

Mientras que un automovilista con un auto con tanque para 50 litros de gasolina puede ahorrar hasta 699 pesos, lo que al año le generaría un ahorro de 36 mil 300 pesos, en caso que llenara el tanque cada semana.

Los revolucionarios de la industria automotriz en Oaxaca también apuestan por un mejor medio ambiente y reducir la contaminación del aire, que al menos en la zona metropolitana de la entidad en horas pico se rebasan los 80 Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (Imeca), ésto es que existe una calidad regular del aire muy cerca a mala calidad, de acuerdo al Instituto Estatal de Ecología y Desarrollo Sustentable.

Hecho a mano

Julio Palau Ranz, uno de los tres ingenieros que fabricaron el auto solar, el primero en su tipo. FOTO: Carlos Hernández López

Contar con un auto solar es estar un paso más adelante de los coches eléctricos, pues es autosustentable y no contamina, señala Julio Palau Ranz, quien encabeza el equipo de los creadores de este vehículo.

Antes de pensar que este coche pudiera funcionar como medio de transporte público en zonas urbanas, los ingenieros en electrónica, mecánicos y en sistemas electrónicos enfocaron el proyecto para como medio de movilidad en las zonas rurales y más alejadas de Oaxaca.

A partir de esa idea, el equipo comenzó el prototipo; y el primero de sus errores fue partir de la estructura de un vehículo de golf eléctrico, la cual sustituyeron por completo.

Julio Palau explica que fue entonces que el proyecto representó todo un trabajo artesanal; cada una de las piezas de fibra de vidrio y lámina, se colocaron a mano.

El resultado es un auto que no rebasa los tres metros de largo; cuenta con cuatro llantas de rin de 13 pulgadas, tiene la capacidad para trasladar entre cuatro y cinco personas; el toldo es un panel solar de 60 volts, lleva un motor de 48 volts y cinco baterías.

El creador asegura que cuenta con las características suficientes para funcionar como medio de transporte público y privado en la ciudad.

Ambicioso proyecto

El auto tiene capacidad hasta para cinco personas. FOTO: Carlos Hernández López

Los errores en la fabricación del automóvil hasta ahora le ha costado al equipo de ingenieros un costo aproximado a los 250 mil pesos, sin embargo se prevé que el costo al mercado sea menor a los 150 mil pesos, pues también contará con tecnología y software que lo distinguirán de otros vehículos.

Al modelo actual le falta la instalación de puertas, colocarle asientos más cómodos y cambiar el tablero convencional por uno que llevará instalada una tableta con un sistema similar al que utilizan los taxis de Uber.

Poder desarrollar en un futuro más modelos que permitan a la comunidad mayores servicios, es uno de las metas. Por ejemplo, un camión recolector de basura para la Central de Abasto y uno que funcione como transporte de guía turístico.

El reto

Novedades: tablero con tableta, GPS, controlador de precio, velocidad y distancias

Fabricar entre 4 y 6 coches al día, propuesta.

*Mototaxis en Oaxaca: 10 mil 201 unidades

Taxis: 19 mil 979

Más de 900 urbanos en la capital

80 imecas, calidad del aire en horas pico para zona metropolitana

Sin embargo, el reto es poder montar una fábrica de autos y para lo cual ya buscan los canales para concretar el proyecto, pues una empresa de este tipo costaría aproximadamente dos millones de pesos, indica el emprendedor.

En la mira está realizar enlaces con el sector productivo de China, o entre países de América Latina para adquirir el motor y controladores de voltaje, así como comercializar el producto.

En este mes el equipo oaxaqueño asistirá a un encuentro a la ciudad de México del Consejo Cultural y Comercio México China A.C para buscar los contactos y encaminar el proyecto.

“Hemos tocado muchas puertas, pero nunca se ha considerado al gobierno del estado para que nos apoyen, apostamos a la iniciativa privada”, acotó el ingeniero.

Pero de ser una realidad, la empresa podría instalarse en Puebla por las condiciones sociales y políticas de Oaxaca, pues sin la garantía de un libre tránsito el proceso de fabricación se vería afectado, señala Palau Ranz.

“De abrirse la zona económica especial en Oaxaca, el Istmo sería el lugar indicado para la montar la fábrica”, agrega el ingeniero, quien estima que en un año se inicie con la fabricación de más vehículos de este tipo.

El emprendedor indica que para obtener este auto solar, que podría sustituir a alguno de los más de 10 mil mototaxis que existen en el estado, planean financiamientos que permitan adquirirlo con facilidad.

Mototaxis, mercado inmediato

Los mototaxis invaden la capital y municipios conurbados. FOTO: Carlos Hernández López

Entre otros de los retos que indica el creador del vehículo con el que se enfrentan, son las leyes y que los concesionarios del transporte público en su modalidad de mototaxi se convenzan de la importancia de cuida el medio ambiente, además que utilizar este vehículo es ahorrar en gasolina.

“La ventaja es que nuca más utilizarán gasolina, eso representa no contaminar, no más gastos. Pero por otro lado, faltarían leyes y reglamento que permitan las facilidades para que circulen estos vehículos, a los que apostamos por que no paguen altos impuestos”.

Movilidad urbana, cambio de hábito

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (Imco) en Oaxaca de Juárez y la zona conurbada en un periodo del año 2010 a finales del 2013 la contaminación cobró la vida de 49 personas; además se registraron 106 hospitalizaciones y ocho mil 293 consultas médicas.

Por su parte, el Instituto Estatal de Ecología y Desarrollo Sustentable da a conocer del alto riego en la salud que corren los oaxqueños ante los elevados índices de agentes contaminantes que se registran en la zona metropolitana en horas picos, al ser los vehículos los principales contaminantes.

El presidente de la asociación civil Oaxaca Fértil, Jorge Luis Alvarado, señala la irresponsabilidad de las instituciones de gobierno por atender el tema de la contaminación del aire.

Para el ambientalista, la instalación de una unidad de monitoreo del aire en la zona centro de la capital no es la solución al tema, cuando no existen más medidas que garanticen en los oaxqueños una mejor calidad del oxígeno.

Entre otros aspectos que resalta, es que las verificaciones en los vehículos no sólo deben ser asunto de recaudación de impuestos, sino se debe tener estricta vigilancia para que los automovilistas la realicen, en ese sentido también condena la falta de compromiso de la propia ciudadanía por reducir las emisiones de agentes contaminantes.

Luis Alvarado apuesta por el cambio de hábitos es cuestión de movilidad, así como por la evolución del transporte, y en ese sentido consideró como una buena alternativa la creación de autos solares.

Auto solar

5 ocupantes

45 km/h

111.84 pesos de ahorro por tanque diario de 8 litros

(si el precio de la Magna es de 13.908)