El carnaval zoque llega a los barrios

Acompañados de las Suyu-etzé

Durante tres días, los zoques de Tuxtla Gutiérrez realizaron el carnaval, previo al Miércoles de Ceniza e iniciar la Cuaresma, con el baile del Napapok-etzé.
Acompañados del tambor y el carrizo, danzantes recorrieron casas e iglesias de los barrios tradicionales de la capital chiapaneca: San Roque, San Pascualito, Santo Niño de Atocha, San Francisco, entre otros, para compartir el baile de la Pluma de Guacamaya.
Desde distintos puntos y a cargo de varios grupos, los zoques de Tuxtla Gutiérrez conservan la tradición que conjunta al Sol y la Luna durante el ritual para dar paso a la Cuaresma y los días santos.
De acuerdo con los participantes, el carnaval zoque es una expresión artística que combina dos culturas que traspasan la teatralización de un “mequé” (fiesta), en donde se permitía de todo: juegos y burlas al por mayor. En este baile los hombres se disfrazan de mujeres y cumplen con acompañar y custodiar al danzante principal, el Napapok-etzé (baile de la Pluma de Guacamaya), quien saca a relucir los destellos del Sol. La “Alacandu” lo corteja simulando el juego de dos astros (el Sol y la Luna), los cuales son rodeados de un sinnúmero de “viejas” que gritan y truenan sus garabatos y defienden a estos dos personajes, hasta la puesta del sol durante tres días. Las llamadas “viejas”, como se les conoce y que pocos llaman Suyu-etzé, recuerdan a los hijos muertos durante el parto.
“El carnaval zoque de Tuxtla Gutiérrez está lleno de sincretismo que sólo podemos conocer participando en él”, aseguran, ataviados con delicados vestuarios de manta, sombrero, paliacate rojo, tambor o carrizo a la mano en las calles de los barrios, alejados de ostentosos escenarios llenos de lunes y patrocinadores.

 

SABÍAS QUE:
El antecedente inmediato al carnaval zoque es la festividad del virgen de la Candelaria, en que figura el baile del Yomó-etzé, donde baila solamente mujeres y los días de la bajada y subida de las vírgenes de Copoya.
El Suyu-etzé, cuyo significado en zoque es “baile de las mujeres”, es ejecutado por un grupo de hombres disfrazados de mujeres zoques, mismos que se visten con naguas largas de tela de cuadritos negros y blancos con fondo gris, camisa de vuelo, un rebozo en la cabeza y huaraches.
El baile típico de los zoques tuxtlecos es el baile de la pluma o Napapok-etzé, mismo que es representado por un danzante con un gigantesco semicírculo de plumas en la cabeza.