Artista enuncia en mazateco su propuesta plástica

CARINA PEREZ GARCIACARINA PEREZ GARCIA

El artista mazateco, Filogonio Velasco, exhibirá "Kuíñaa Kjuañee: El desgrane de la rabia" en el IAGO Juárez.

La exposición Kuíñaa Kjuañee: El desgrane de la rabia del artista mazateco Filogonio Velasco (Mazatlán Villa de Flores, 1986) llega al Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) con una propuesta en la que plasma su sentir frente a la situación política y social de su municipio, estado y país, marcada por las injusticias que se viven incluso a nivel global. Con un discurso sobre la lengua y su identidad, llega a este espacio en el que la premisa será el uso del mazateco como constante en su obra.

En entrevista, el artista plástico apunta que para este montaje utilizó símiles, en los que las personas se transforman en animales que encarnan el lado oscuro, como zopilotes y cerdos, producto de la cosmovisión mazateca sobre el nahualismo. Sus obras: collages, acrílicos, acuarelas y tintas en diversos formatos se enuncian desde su lengua, el mazateco, como respuesta, como protesta y como fuente de información.

Al desviar la función comercial de las imágenes que circulan a diario, transforma el lugar habitual del consumidor-productor de basura.

Así lo plasma Julián Madero, en el texto de sala: "los personajes que deambulan por estos collages existen y se definen a partir de un otro, aquí la mano que soborna y la rata que recibe, un hombre que dispara una flor ¿a quién? El hombre y la mujer deformados 'la deformación es la maldad' sostiene Filogonio, personajes que cohabitan sin alcanzar la comunicación, con las miradas desviadas o inconexas".

El pintor subraya que en todas sus exposiciones los títulos los propone en mazateco porque cree en lo lúdico de esta invitación, tanto a los hablantes del esta lengua, como a los que no la hablan, para que ambos públicos puedan tener sus propias lecturas de las imágenes en diferentes niveles, pero al final accesibles para ambos y con posibilidades infinitas de interpretación.

"Me interesa llevar la lengua a otro espacio, que no sólo sea a través de traducción literarias que podemos encontrar en cuentos y recopilaciones de textos en mazateco, si no llevar la lengua a las artes visuales, y por igual invitar a la gente de mi comunidad, así como a los que les gusta el arte en la ciudad".

El mismo Julián Madero sigue esta idea en su texto: "Las imágenes de Filogonio Velasco no nos cuentan una fábula, ni una moraleja, porque en su mundo de bestias y recortes, las figuras empiezan a jugar con los signos y ponen al significado de cabeza. La violencia se revela en los textos: <<¡Te voy a matar!>> <<¡Tú también eres una india!>> y en las anotaciones en mazateco, que dejan a quien no lo habla, en el umbral del sentido.

La dimensión de protesta se manifiesta en las palabras en mazateco, de las que podemos informarnos a través del autor o un hablante de la lengua.

Desde su imaginario habla de una coyuntura en la que el ser humano toma decisiones que hacen daño a otros seres humanos y a la naturaleza misma y que causan la rabia de las víctimas y de él mismo, en un día a día en el que cuestiona a aquellos seres capaces de permanecer inmóviles ante su contexto.

El desgrane de la rabia es un modo de catarsis que tiene la intención de ser una fuga para la sociedad ante la presión que se emite hacia ella, es un modo de acompañamiento al dolor de los 'chivos' o sacrificados de este sistema.

El título, alude a una idea surrealista, dice, que pone sobre la mesa una problemática que existe: esta pasividad de muchos ciudadanos ante lo que ve entretejerse delante de ellos, esa apatía y evasión de la sociedad ante lo que día a día acontece en el país y en el mundo, que aunque los dañe siguen viviendo esa realidad sin hacer nada por cambiarla.

"El desgrane de la rabia es un mundo sinsentido e incomunicado de bestias agobiadas y desorientadas, de transacciones internacionales, nacionales y obscenidades burrocráticas". Mañana la muestra será inaugurada por su autor, en la sede del IAGO Juárez.

¿Cuándo y dónde?

Jueves 23 de febrero, 19 horas, IAGO Juárez. Entrada libre.

Conózcalo

Filogonio Velasco es egresado de Artes Plásticas y Visuales de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO). Ha expuesto su trabajo de manera individual en el Centro Cultural Casa Talavera, en la Ciudad de México; en el Taller Rufino Tamayo, en el Espacio Zapata y en la Hemeroteca Pública “Néstor Sanchez”  en la ciudad de Oaxaca; así como en su pueblo natal.

De manera colectiva ha participado en diversas exposiciones, entre las que destacan el Museo del Palacio de Oaxaca, el Complejo Cultural El Carmen Alto, en Tehuacán Puebla, el Centro Cultural Universitario de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca y La Curtiduría Espacio Contemporáneo para las Artes.

Es autor de la publicación del libro bilingüe en mazateco y español "Minu xi kuatsurachichjána, Kui anima xi bantiyayajura" (Qué cosa dice mi tata, Seres que se transforman) publicado por el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI),  la Secretaría de Cultura federal, Ciudad de México.

Su obra ha sido publicada en libro Arte y memoria indígena de México, el acervo de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI); así como en la revista Cultura Urbana, de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

En 2015 fue acreedor del premio del “Programa para el Fortalecimiento Artístico y Cultural de las Iniciativas Ciudadanas”, mejor conocido como C15, de la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca, con el proyecto “Yanuún chatsikí ngu kuanda”.