Santa Ana del Valle: tejidos de los Valles Centrales

Abdiel Velasco EscuderoAbdiel Velasco Escudero

La elaboración de textiles de lana, su principal actividad económica.

Santa Ana del Valle es un municipio de los Valles Centrales que se localiza a 32 kilómetros de la Ciudad de Oaxaca, sobre la carretera 190. Desde las afueras de la capital oaxaqueña, existen varias señales que invitan a conocer la ruta que destaca por un elemento especial: sus tradicionales artesanías en textiles de lana.

Este municipio así como Teotitlán del Valle, son las dos poblaciones por excelencia que realizan desde hace varias décadas diversos artesanías en textiles de lana. Tapetes, jorongos, carpetas, morrales, gabanes y muchos otros artículos, son la muestra de esa tradición que aún perdura de generación en generación.

Visitarlo es toda una opción, pues en Santa Ana del Valle podrás visitar y conocer los talleres locales para conocer el proceso de elaboración de los textiles, conocer su iglesia que data del siglo XVIII, su museo, sus mercados tanto gastronómico como de artesanías, así como tomarte un tiempo de tranquilidad y una deliciosa nieve en su explanada principal.

Y seguro te pasará que, si con menos de tres palabras queremos identificar de una manera sencilla este maravillo municipio, nos quedaremos cortos, pues su tradiciones, artesanías, zona arqueológica, museos e iglesias, nos dejarán con gratos recuerdos que serán imposible no mencionarlos. Seguro enamorará a propios y extraños.

Templo barroco

Muestra de belleza arquitectónica es su templo en honor a la Virgen de Santa Ana, el cual tiene una arquitectura de estilo barroco que data del siglo XVIII. FOTO: Abdiel Velasco Escudero

Si Oaxaca es reconocido por sus espectaculares construcciones arquitectónicas, y Santa Ana del Valle tiene una de ellas. Muestra de esa belleza arquitectónica es su templo en honor a la Virgen de Santa Ana, el cual tiene una arquitectura de estilo barroco que data del siglo XVIII.

Al entrar a esta iglesia de tamaño medio, sus detalles ornamentales al exterior, y sus retablos de estilo barroco del periodo medio al interior, seguro maravillará a la persona que visita la zona. Es inevitable no visitar la iglesia, pues su localización y belleza se complementa con su museo comunitario y el kiosco del municipio. Además, al rededor de la explanada, podrás tomarte un descanso y contemplar un paisaje único de la iglesia con solo escuchar el sonido de la brisa que pasa por los árboles.

Museo comunitario

El museo cuenta con cuatro salas que muestran la historia del municipio. FOTO: Abdiel Velasco Escudero

Una de las ventajas que tiene este municipio es que por su tamaño, descubrir sus encantos no te costará mucho trabajo. En el corazón de Santa Ana del Valle, podremos encontrarnos con el Museo Comunitario "Shan-Day", ubicado a un costado de la plaza del municipio.

Quienes ya lo conocen, te podrán asegurar que es uno de los sitios que no puedes dejar de visitar. No te preocupes por la admisión, pues simplemente la entrada es una cuota de recuperación que sirve para el mantenimiento del sitio que guarda la historia del municipio y de la región.

Al entrar encontrarás cuatro salas: una destinada a la exposición de vestigios arqueológicos de la zona, la segunda sala está enfocada a la época de la Revolución Mexicana, y la tercera te mostrará un poco del significado del origen de la tradicional Danza de la Pluma, y finalmente, la última sala pone a la vista de propios y extraños la tradición más grande de la población: los procesos de elaboración de las artesanías de lana elaboradas en la comunidad.

Tradiciones

Tapetes, jorongos, carpetas, morrales, gabanes y muchos otros artículos, son la muestra de esa tradición que aún perdura de generación en generación. FOTO: Abdiel Velasco Escudero

Además de ser una población con una gran tradición por el tejido, las fiestas patronales suelen ser parte de las otras tradiciones de muchos municipios de nuestro estado. En Santa Ana del Valle no es la excepción. El calendario de celebraciones inicia el 15 de enero, cuando se celebra al Cristo de Esquipulas. La fiesta patronal del poblado se celebra el 26 de julio en honor de Santa Ana; y del 10 al 15 de agosto se celebra la Asunción de la Virgen y la Octava de la fiesta patronal.

Y las fiestas o mayordomías se suelen festejarse a lo grande, con jaripeo, calendas, fuegos pirotécnicos, el baile y la feria popular. Así que si estás enamorado de este municipio que representa dignamente a los valles centrales, no pierdas la oportunidad de conocerlo en sus fiestas o con sus atractivos turísticos.

Cómo llegar

Para adentrarse a este municipio, no hay mucha complicación, pues solamente tienes que recorrer 34 kilómetros. Si partes de la ciudad es muy sencillo. Existen distintas formas de llegar, la primera es en auto particular. Para ello, tienes que tomar la Carretera Internacional 190 con dirección a Tlacolula de Matomoros. Al llegar al crucero, tienes que tomar mano izquierda y continuar hasta encontrarte con una desviación que te dijere a Santa Ana y otra que va a Díaz Ordaz.

La segunda opción es tomar un taxi colectivo o mejor conocidos como ‘foráneo’ que va directo al municipio, o un autobús de la línea “Transportes Oaxaca-Istmo” con destino a la población de Tlacolula, cuando hayas llegado a ese municipio, tendrás que tomar el autobús comunitario de Santa Ana del Valle.

Servicios

El mercado municipal, de 'todo un poco' podrás encontrar. FOTO: Abdiel Velasco Escudero

Hospedaje: parador y cabañas con baño y agua caliente.

Alimentación: mercado y comedores (gastronomía típica).

Otros servicios: museo comunitario y mercado de artesanías.

¿Sabías que?

Según el estudioso Manuel Martínez Gracida, el pueblo tiene un nombre en zapoteco, Guia Guiche que quiere decir "Piedra del metate".