Quiaviní: pobreza y destierro

EMILIO MORALES PACHECOEMILIO MORALES PACHECO

En San Lucas Quiaviní las remesas permiten que los habitantes cuenten con casas de ladrillo rojo y techos de concreto.

EMILIO MORALES PACHECOEMILIO MORALES PACHECO

En el templo católico del municipio se venera a San Lucas, cuya imagen es celebrada también en Santa Mónica, California, Estados Unidos, el 18 de octubre de cada año.

EMILIO MORALES PACHECOEMILIO MORALES PACHECO

En ausencia de los varones, las mujeres asumen un papel social importante en la comunidad.

EMILIO MORALES PACHECOEMILIO MORALES PACHECO

El palacio municipal es una magna obra que la mayor parte del tiempo permanece vacío.

SAN LUCAS QUIAVINI, TLACOLULA.-“La situación está difícil, el año pasado no llovió mucho y no obtuvimos buenas cosechas, por eso los jóvenes se van a buscar una vida mejor a los Estados Unidos”, señala el guardia que custodia el palacio municipal, sentado en una banca de madera en el largo corredor del inmueble.

Mientras observa a un grupo de niños jugar en la cancha de enfrente, ante la indiferencia de dos perros famélicos, reconoce que el pueblo se está quedando solo, porque ahora los migrantes hacen el viaje con sus familias para no tener que regresar tan seguido.

Con las manos metidas en las bolsas de la sudadera gris y las piernas extendidas a todo lo largo, añade con voz de tristeza: Y se va a poner peor, con lo de (Donald) Trump.

“¿Ustedes creen que Trump cumpla su promesa de sacarlos a todos? Yo creo que no, que va a ser difícil porque quién va a hacer el trabajo de los migrantes, los gringos no lo hacen y tampoco los negros. ¿Creen que sí lo haga?”.

15 MIL DÓLARES LA PASADA

Al pie de un enorme cerro de roca maciza desde donde se observa la cadena montañosa que da origen a la Sierra Mixe, expresa que actualmente se paga hasta 15 mil dólares (621 mil 450 pesos al cambio actual) para pasar de Tijuana, Baja California, a California, Estados Unidos.

-¿Usted ya fue a Estados Unidos?

-Sí, fui siete veces pero hace mucho tiempo, cuando todavía se pagaba a los coyotes mil dólares, allá por los noventas. Ahora piden mucho dinero para pasar y eso hace que no venga la familia.

-¿Cómo le hacía?

-Nos íbamos a Tijuana y ahí a esperar uno o dos días para que nos pasen. En la noche o al día siguiente ya está uno allá, caminábamos entre los cerros, porque por el desierto es muy duro.

-¿Y no le gustó quedarse ahí?

-No, nada más voy un rato y regreso, jajajaja…

El vigilante del palacio recordó que siete veces emigró a los Estados Unidos y ahora sus hijos viven en el país del norte.

 

-¿Tiene hijos en Estados Unidos?

-Sí, uno tiene 12 años allá y el otro un año.

-¿Vinieron a pasar las fiestas de fin de año con usted?

-No, sale muy caro el paso. Mi hijo, el mayor, tiene cinco hijos que nacieron en Estados Unidos, pero él y su esposa carecen de papeles, entonces no pueden venir: él otro apenas se fue hace un año y tiene todavía que pagar el dinero que le prestaron para pagar al coyote, 15 mil dólares. Esta pagando su deuda.

-¿Desde cuándo no ve a su hijo el mayor?

-Hace doce años.

-¿Y conoce a sus nietos americanos?

-No, jajajaja.

LA POBREZA

Quiaviní es un pueblo enclavado en los valles centrales de Oaxaca, donde las familias viven principalmente del cultivo de granos básicos para el autoconsumo, como el maíz, frijol, calabaza y garbanzo; que complementan con ganadería de traspatio, -bovinos y caprinos-, y cultivo de árboles frutales.

Mujeres, niños y ancianos conforma la población de San Lucas Quiaviní.

 

Sin embargo, en el casco del municipio las casas son construcciones de ladrillo rojo y techos de concreto, producto de los dólares que envía los migrantes; en sus calles, de concreto hidráulico, y la plaza principal, llama la atención la presencia de grupos de mujeres y ancianos, en diversas actividades cotidianas. De compras, camino a la labor o simplemente platicando.

El Plan Municipal de Desarrollo de San Lucas Quiaviní 2011-2013, subraya que la comunidad se caracteriza por ser un municipio con muy alta marginación y de menor índice de desarrollo, con profundos rezagos en los ámbitos económico y social.

Se van en edad productiva

Señala que con base en los Censos de Población y Vivienda de 1990, 2000 y 2010, la Población Económicamente Activa (PEA) registró una disminución del 22.4 por ciento de 1990 al 2000 y un crecimiento del 10 por ciento del 2000 al 2010, al pasar de 451 a 496 personas, pero inferior a la registrada en 1990; lo que se explica por la migración de la población en edad de trabajar por falta de empleo y por los salarios bajos (o jornal) en el municipio, principalmente los jóvenes deciden buscar otras oportunidades de empleo fuera de la entidad y del país.

Numeralia

1 mil 738 personas, población total

98.7% con acta de registro civil

1.28% no está registrada

0.40% está registrada en otro país

 

El guardia, ataviado con un pantalón de mezclilla, del que salen sus pies blancos resecos con huaraches de correas de cuero y suela de llanta, reconoce que a los migrantes les va bien, pues con los dólares que ganan pueden hacer su casa y hasta poner un negocio.

“Pero lo que piensan, porque hay algunos que no piensan y todo se gastan allá. Hay algunos que toman allá y dejan a su familia, se olvidan de todo”.

LOS NIETOS AMERICANOS

De tez blanca, cabellos cano y ojos pequeños, el vigilante sonríe cuando recuerda que tiene cinco nietos americanos en los Estados Unidos. “Lo más difícil es que su papá no tiene papeles”.

-¿Los conoce?

-No, en fotos nada más.

Y agrega con resignación: ¿qué va uno a hacer si así es?

Con frases cortas, como si cada palabra luchara por salir de la boca, expresa que existen familias completas de su pueblo en Estados Unidos.

“Hay familias que dejan sus casas y se van por allá a vivir; se quedan nada más los viejos; está difícil la vida”.

-¿No quiere volver allá?

-No, a los viejos ya no los reciben en el trabajo.

-¿Y usted en qué trabajó allá?

-En un restaurante. En puro restaurante están trabajando los paisas. También está difícil allá, si uno no trabaja se muere uno de hambre. Allá es puro dinero, pero no queda más que salir para tener un poquito de dinero.

Algunos de los niños del pueblo cuentan con doble nacionalidad, pues nacieron en los Estados Unidos de Norteamérica.

 

-¿Hay muchos niños con doble nacionalidad aquí?

-Sí, hay muchos. Algunos cuando vienen ni los conoce uno, como nacen allá hablan puro inglés.

-Sus nietos han de hablar puro inglés.

-Sí pues, como van a la escuela allá, puro inglés.

-Espera conocerlos algún día.

-Pues sí, a ver cuando…

EL NOMBRE

Quiaviní en zapoteco significa “piedra que brilla, piedra rocío, o bien, piedra preciosa”; y San Lucas se le puso en honor de uno de los cuatro evangelistas.

LA PRINCIPAL FUENTE DE INGRESOS

La principal fuente de ingresos de los hogares el municipio son las remesas de capitales provenientes del extranjero, principalmente de Estados Unidos de América. Se estima que más del 75 por ciento de los hogares dependen de estos recursos para la adquisición de productos básicos, de construcción y muebles, la compra de electrodomésticos e insumos para cultivos agrícolas.

LAS CASAS DE CAMBIO

El municipio cuenta con la operación de dos casas de cambio cuyos propietarios habitan en municipios aledaños, que cubre las necesidades de aproximadamente del 60 por ciento de los usuarios que cambian diariamente aproximadamente 2 mil dólares; las transacciones son mayores en el mes de diciembre y en la fiesta patronal; el resto de la población cambian su divisas en Tlacolula de Matamoros o en la ciudad de Oaxaca.