Lila Downs, Leonora Carrington, Elena Poniatowska, todas juntas en una exposición...

Intimidad y complicidad son evidentes en los retratos de mujeres fundamentales para la cultura de México que Lucero González exhibirá en la muestra Una habitación propia. Literalmente la fotógrafa y videasta propone un asomo a su estudio, una experiencia que todo espectador podrá experimentar a partir de hoy en la Biblioteca Henestrosa.

En la exposición se podrá ver una serie de 30 retratos, dentro de los que destacan los de: Leonora Carrington, Magali Lara, Carla Rippey,  Toni Morrison, Susan Sontag, Carmen Boullosa, Elena Poniatowska, Graciela Iturbide y Lila Downs, entre decenas de artistas visuales, pintoras, escritoras y cantantes cuyo trabajo creativo y propositivo ha determinado el quehacer de la fotógrafa.

En entrevista, Lucero González, comparte que escogió el título Una habitación propia, por el libro de Virginia Woolf, que se refiere a que sin una mujer para poder dedicarse a escribir, a principios en el siglo XX, necesitaba tener un lugar propio y recursos para poder hacerlo. Ella retoma esta idea y la adapta a su trabajo fotográfico.

"Yo tengo un pequeño lugar que es mi estudio y cuando pensé en esta exposición para la Biblioteca Henestrosa quise que fuera como si alguien entrara a mi estudio y se encontrara con esa cantidad de fotos que he tomado".

La mayoría de las fotografías que se presentan hoy en la Henestrosa fueron tomadas entre 1990 y el año 2000. Lucero González hizo núcleos temáticos: fotografía documental, retrato, autorretrato y familia, además de unas vitrinas donde mostrará hojas de contacto. El público podrá encontrar por ejemplo las hojas de contacto con fotos de Graciela Iturbide, o las de Maya Goded.

Margo Glantz, Angélica Aragón, Eugenia León y Jesusa Rodríguez también aparecen en estos retratos. Lucero relata: "seleccioné una cantidad de creadoras que me son muy entrañables, que he crecido con sus miradas, con sus libros o que he disfrutando sus canciones.

Es así que a partir de una revisión de su archivo fotográfico desarrollado en los años 90, la fotógrafa ofrece una mirada a su proceso de trabajo mediante la exhibición no sólo de las fotografías en blanco y negro en las que se incluyen autorretratos, sino también de las hojas de contacto, las pruebas, los libros y los recortes periodísticos relativos al trabajo de las artistas y creadoras incluidas en la muestra, cómplices y amigas.

En el texto de presentación de la muestra, Eli Bartra  nos adentra en los recovecos técnicos y también emocionales que conforman los retratos en los que González “quiere mostrar la fuerza y la dignidad de las mujeres”.

“A Lucero le resulta más fácil fotografiar a las mujeres porque establece una relación directa con ellas, escribe Bartra. Se siente cómoda porque tiene más permisibilidad; al parecer, con las mujeres no tiene ninguna autocensura. Cuando las hace posar les puede decir que bajen el hombro, que se pongan de determinada manera"

Sobre su propio trabajo retratístico, Lucero González se identifica con las palabras de Hélene Cixous en su libro Raíces, memoria y escritura: “Es el otro quien hace mi retrato. Siempre y felizmente. El otro de todo tipo, es también diverso de toda riqueza. Cuando más rico es el otro más rica soy yo. Por ello, hay que abrirse, hay que hacerle lugar al otro”.

Así lo dijo:

"El retrato es una forma de conocer mejor a las personas a quienes admira y a través de ellas me muestra a mí misma" Lucero González.

El dato: La muestra de retratos y autorretratos permanecerá en exhibición a partir de hoy, hasta el 16 octubre.

Conózcala:

Feminista, socióloga y fotógrafa, Lucero González nació por accidente en la Ciudad de México pero es más oaxaqueña que una tlayuda. Animadora de grupos y cooperativas, en los 70 formó parte del Movimiento de Liberación de la Mujer y del colectivo La Revuelta, encargado de uno de los primeros periódicos feministas en el país. Posteriormente en los 90 fundó, con otras colegas, Semillas, Sociedad Mexicana Pro Derechos de la Mujer, AC. A partir de sus dos pasiones, la defensa de los derechos humanos y la fotografía, enfoca su mirada y su corazón en las mujeres, a quienes retrata, escucha, orienta, escudriña, cuestiona y zarandea para que sean personas que se quieran e integren a esa inacabada tarea colectiva de no ser violentadas sino respetadas, amadas y con una capacidad de análisis, respuesta y sonrisa.

Ha ganado premios nacionales y exhibido sus obras en México y otros países. Hoy es directora del Museo de Mujeres Artistas Mexicanas.

¿Cuándo y dónde?

Sábado 24 de septiembre, 13:30 horas, en la Biblioteca Henestrosa, Porfirio Díaz, 115, Centro.