Han muerto 582 militares en combate al narcotráfico en 15 años, reconoce Sedena

Nueve perecieron en Oaxaca
Defensa.comDefensa.com

Un total de 357 muertes ocurrieron durante la gestión en la Sedena del general Guillermo Galván Galván, en la administración de Felipe Calderón.

Se han reportado 357 muertes ocurrieron durante la gestión en la Sedena del general Guillermo Galván Galván, entre el 1 de diciembre de 2006 y el 30 de noviembre de 2012, con el entonces presidente Felipe Calderón.
La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reveló que un total de 582 militares han fallecido en acciones del combate al tráfico de drogas y armas de fuego, entre el 1 de diciembre de 2006 y hasta el 1 de julio de este 2021.

De acuerdo con el informe “Relación de personal fallecido en la aplicación de la Campaña Permanente contra el Narcotráfico y la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos”, de los 582 elementos del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos que perdieron la vida en esas acciones, 357 muertes ocurrieron durante la gestión en la Sedena del general Guillermo Galván Galván, entre el 1 de diciembre de 2006 y el 30 de noviembre de 2012, con el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa.

En el sexenio de Enrique Peña Nieto, bajo el mando del general Salvador Cienfuegos Zepeda murieron 185 soldados mexicanos en acciones contra el narcotráfico y el uso de armas de fuego, entre el 1 de diciembre de 2012 y el 30 de noviembre de 2018, respectivamente.

En lo que va de la presente administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, desde el 1 de diciembre de 2018 y hasta el pasado 1 de julio se ha registrado la muerte de 40 elementos castrenses en esas tareas, con el general Luis Cresencio Sandoval González.

Respecto del recuento de la Sedena de víctimas en acciones contra el tráfico de drogas y armas, se establece que de fallecidos 477 eran personal de tropa, 90 oficiales, 14 jefes y un cadete del Colegio del Aire, según sus registros.

En tanto, 249 eran soldados, 150 cabos, 68 sargentos segundo, 10 era sargentos primero, 17 subtenientes y 50 fueron tenientes, indicó el reporte.

A su vez, en la “Relación de personal fallecido en la aplicación de la Campaña Permanente contra el Narcotráfico y la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos” se establece que 538 pertenecieron al Ejército y 44 a la Fuerza Aérea.

Se informó que durante las administraciones de los generales Galván, Cienfuegos y lo que va de Sandoval González, al mando de la Sedena, Tamaulipas es la entidad con más militares muertos, en el periodo del informe, con 142 víctimas mortales.

Sinaloa reportó 70, Michoacán con 64, Guerrero con 59, Nuevo León con 34, Chihuahua con 29, Sonora con 28, Jalisco con 26, Veracruz con 24, Durango con 21, Zacatecas con 17 y Coahuila con 13 fallecidos.

A su vez, hubo 9 militares muertos en San Luis Potosí y Oaxaca, 8 en Baja California, 7 en Puebla, 6 en Nayarit y 2 en Baja California Sur, Colima, Aguascalientes, Chiapas, Tabasco y Guanajuato.
Finalizan la lista los estados de Campeche, Estado de México, Morelos y Quintana Roo, cada uno con una baja en las acciones contra el crimen organizado del tráfico de drogas y armas.

De igual modo, de las 582 víctimas del Ejército y Fuerza Aérea mexicanos, entre diciembre de 2006 y julio de 2021, 309 militares fallecieron a consecuencia de una agresión con arma de fuego.

En tanto, 132 murieron en un accidente automovilístico, 59 en un accidente aéreo, 31 víctimas fueron ejecutadas, 16 fallecieron por ahogamiento y 8 por atropellamiento, 8 por caída y 8 fueron arrastrados por la corriente de un río o afluente.

Además, 4 elementos murieron por descargas eléctricas, 2 por golpes de calor, uno por deshidratación, otro por intoxicación, uno por explosión de una pipa, uno por un rubro clasificado como agresión y uno más cuya causa de muerte se clasificó como “otros”.

Guerra contra el narco

También se indicó que al iniciar el periodo de la llamada “Guerra contra el narcotráfico”, declarada por el entonces presidente Felipe Calderón, una de las primeras emboscadas a militares ocurrió el 1 de mayo de 2007, en Carácuaro, Michoacán, respectivamente.


Según el informe de la Sedena y registros hemerográficos, fallecieron cinco integrantes del 12 Batallón de Infantería, quienes fueron atacados por un comando de 30 hombres encapuchados y armados.

En tanto, durante la gestión del presidente Peña destacó el ataque realizado por integrantes del Cartel Jalisco Nueva Generación, a un helicóptero Blackhawk de la Fuerza Aérea que transportaba a personal militar y de la entonces Policía Federal, entre los municipios de Casimiro Castillo y Villa Purificación, en Jalisco.

En ese entonces los agresores utilizaron un lanza cohetes de origen ruso RPG y así como vehículos blindados.

Por su parte, la tripulación de la aeronave era de 18 elementos: 5 de tripulación para la operación del Blackhawk, 11 militares y dos policías federales de apoyo.

Finalmente, en lo que va de la presente administración del presidente López Obrador y la gestión del general Sandoval González, el episodio en el que más militares han fallecido consistió en la caída de un avión Lear Jet 45, el 21 de febrero de este 2021.

El vehículo presentó problemas al despegar del aeropuerto El Lencero, en el municipio de Emiliano Zapata, en Veracruz, con un salto de seis militares fallecidos.

En ese accidente falleció un elemento de la ayudantía del General Secretario de la Defensa, dos integrantes del Hospital Central Militar y tres de la Unidad Especial de Transporte Aéreo, quienes pretendían viajar al estado de Tabasco.