¿Sabes si el Polvo del Sahara llegará a Oaxaca?

Aquí te lo decimos
flickrflickr

Conagua también informó que la nube de polvo alcanzará los estados del suroeste de Estados Unidos, comenzando a disiparse en el territorio mexicano el 25 de julio próximo.

Durante el transcurso de la tarde de este miércoles 21 de julio se espera la llegada a territorio mexicano de un nuevo pulso de polvo que se desprendió la región del Sahel, en el desierto de Sahara. De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) este fenómeno que es común durante los meses de julio, cuando la disminución de lluvia se combina con vientos intensos en esa región, generado desprendimientos de aire cálido, seco y saturado de aerosoles y polvo a su paso.

 

La instancia prevé que la nube de polvo continúe su recorrido con concentraciones de aerosoles de bajas a moderadas sobre los estados de Campeche, Quintana Roo y Yucatán. Después, avanzará sobre aguas del Golfo de México, pasando sobre las zonas costeras de los estados de Tabasco, Veracruz y Tamaulipas. Por lo que no es probable que sus remanentes arriben a la parte del Océano Pacífico, lo que hace improbable su presencia en tierras de Oaxaca. 

Conagua también informó que la nube de polvo alcanzará los estados del suroeste de Estados Unidos, comenzando a disiparse en el territorio mexicano el 25 de julio próximo.

Efectos de la nube de polvo
Conagua explicó que algunos efectos que tendrá la nube de polvo a su paso por la Península de Yucatán son:

Aire seco y cálido que reducirá la probabilidad de precipitación.
Presencia de tormentas.
Disminución de la actividad ciclónica en la zona del Caribe.
Los atardeceres y amaneceres pueden tornarse naranjas o rojizos debido a la interacción de los rayos solares con las partículas de polvo.

Conagua abundó: "Se conoce como 'capa de aire sahariano' (SAL, por sus siglas en inglés) a esta masa de aire seca y polvosa que se origina sobre el desierto del Sahara en África. Viaja miles de kilómetros sobre el Océano Atlántico, y por la dirección del viento, se dirige hacia el Caribe".

En México, las concentraciones de polvo son bajas o moderadas, por lo que no se reducirá drásticamente la calidad del aire.

Recomendaciones

Este fenómeno natural resultaría peligroso para la salud de las personas debido a que podría afectar las vías respiratorias. Pare ello el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) emitió las siguientes recomendaciones:

Evitar exponerse a las altas concentraciones de polvo del Sahara.
Resguardarse durante estos eventos.
Cerrar todas las entradas de aire a los cuartos de la casa.
Si es necesario estar a la intemperie, utilizar lentes y cubrebocas o pañuelo.
Las personas con enfermedades respiratorias crónicas (EPOC, asma), adultos mayores, mujeres embarazadas y niños deben usar protectores respiratorios como cubrebocas o un pañuelo de tela húmedo para cubrir nariz y boca.
Si se tiene sensación de cuerpos extraños en los ojos, lavarse con abundante agua.
Cubrir las fuentes de agua como pozos, recipientes o estanques de almacenamiento de agua para evitar que se contaminen.
Humedecer los sectores de casa antes de barrer para evitar la suspensión del polvo que pudiera acumularse.