Esta es la actriz del cine de oro mexicano, que se quitó la vida al ser rechazada por Marlon Brandon

La época de Oro del Cine Mexicano llevó a grandes estrellas a la pantalla quienes gracias a su talento pudieron llegar a trabajar en Hollywood. Una de ellas fue Pina Pellicer, una actriz que tuvo la oportunidad de trabajar junto a Marlon Brandon y participar en la primera película mexicana nominada al Óscar.

Josefina Yolanda Pellicer López de Llergo, fue originaria de la Ciudad de México y fue hermana de la actriz Pilar Pellicer. Desde muy temprana edad, demostró interés por las artes, tomando clases de baile en el Instituto de Bellas Artes. Sin embargo, su interés por el teatro despertó realmente al estudiar en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

 

 

De acuerdo con el Heraldo de México, su pasión en la actuación la llevó a protagonizar la obra "El diario de Ana Frank" de 1958, proyecto que llamó la atención del productor estadounidense Frank Rosenberg, quien eligió a diva del cine para ser parte de "One-Eyed Jacks", película dirigida y protagonizada por el actor de Hollywood, Marlon Brandon.

Pina Pellicer participa en Macario, primera película mexicana nominada al Óscar

La actriz siguió participando en películas mexicanas y en 1960 estrenó "Macario", la primera cinta nacional nominada al Óscar a Mejor película extranjera. Además, Pina obtuvo el premio a mejor actriz en el Festival Internacional de Cine de Mar de Plata gracias al filme "Días de otoño" (1962).

A pesar de sus grandes logros en el cine, su gran pasión siempre fue el teatro así que en 1960, produjo su primera obra "Margarita Gautier", sin embargo no fue bien recibida por la crítica.

El suicidio de Pina Pellicer

El 4 de diciembre de 1964, Pina se suicidó en su departamento, ubicado en la colonia Condesa de la Ciudad de México. Desde su muerte, muchos especularon que la actriz se quitó la vida debido a que estaba enamorada de Marlon Brandon y éste no le correspondió, sin embargo, su familia ha aclarado que desconoce cuáles fueron las causas de su decisión.

En su carta de despedida Pina Pellicer escribió a Salomón Leiter: "Querido Chalo: Sé que entenderás perfectamente mi cansancio, ya no tengo fuerzas... Tal vez nunca hubiera llegado a la desilusión total; creo en los seres humanos, creo sobre todo en los que me quieren, pero no puedo más. Pina".