Nueva biblioteca de Toledo, en el Álvarez Bravo

Los acervos creados por el maestro Francisco Toledo son muestra de su pasión por los libros y su filantropía; sus colecciones únicas en el mundo forman parte de bibliotecas creadas para sus paisanos oaxaqueños. Es así que ahora, el  acervo de libros de fotografía que él adquirió, fue regresado al Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo (CFMAB), después de haber estado bajo resguardo, algunos años, en la biblioteca del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO); el cual consta de ocho mil ejemplares.

Por este motivo, hace unos días, fue inaugurada la nueva biblioteca que ahora acoge el centro fotográfico fundado por Toledo, cuya apertura se enmarca en el 25 aniversario del CFMAB, que se cumple el próximo mes de septiembre, además del reciente natalicio del artista y activista. 

La idea es ahora tener todo el acervo en un mismo lugar, que reúne a interesados en fotografía y que ahora, con aforos limitados, pueden acceder a talleres, cursos y, en el mismo sitio, consultar estos libros.

Varias generaciones formadas con estos acervos

Fausto Nahúm, el director del CFMAB, consideró que lo que hace especial a esta biblioteca es que fue el mismo maestro Toledo quien nutrió el acervo y se encargó de hacer intercambio de su obra con artistas por libros. 

“Es una colección peculiar que a lo largo de 25 años ha crecido con donaciones del maestro Toledo y de fotógrafos que tienen relación con el Centro. Esa parte es interesante porque puedes ver lo que le gusta a otros fotógrafos, como Mary Ellen Mark o Graciela Iturbide; en los archivos del centro hay constancias de las donaciones que hacían en sus visitas al espacio. Mary Ellen venía a dar talleres y siempre donaba libros y películas que están en el acervo del Cineclub El Pochote”, comentó Nahúm.

Recordó que el maestro Toledo siempre mostró interés en los libros, llegaba con nuevos títulos y se le veía consultando la biblioteca. “Creo que muchos de nosotros crecimos con estas bibliotecas que el maestro Toledo fundó y no hay otra forma de agradecer por todo lo que hizo, que continuar con su legado. De otra forma no se tendría alcance a este tipo de libros que encuentras en el IAGO y ahora Centro Fotográfico”.

Para el también fotógrafo es importante recordar que Toledo quería que el centro fotográfico tuviera todo en un mismo espacio: salas de exposición, talleres, un cuarto oscuro, la biblioteca con presentaciones de libros y charlas en torno a la fotografía.  

 

Destinará IAGO espacio para revistas y publicaciones independientes

Hazam Jara, director del IAGO, explicó que en el espacio que queda disponible en la biblioteca del IAGO, donde anteriormente se resguardaban los libros de fotografía, estará dedicado ahora al acervo de revistas y publicaciones independientes.

“Tenemos colecciones completas de revistas que se han ido recopilando a lo largo de todos estos años, por falta de espacio estaban resguardadas, ahora lo que era la sala de foto será un área de consulta. También se tendrá una sección de publicaciones independientes y libros de artistas, que complementan el taller El Alacrán y La Maquinucha Ediciones”. 

Apoyo de Trine Ellitsgaard, fundamental para la nueva biblioteca

Cabe recordar que el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo es un espacio que cuenta con el apoyo de la asociación civil Amigos del IAGO y del CFMAB. En esta ocasión, la asociación contó con el apoyo de la artista Trine Ellitsgaard, esposa del maestro Toledo, para hacer posible la apertura de la biblioteca del CFMAB.

La hija del artista y presidenta de Amigos del IAGO y del CFMAB A.C., Sara López Ellitsgaard, agregó que desde hace varios años estaba pendiente el retorno de la biblioteca al CFMAB, así como los cambios que se realizaron en el espacio para reubicar la dirección y un espacio más amplio para la tienda.

“Para nosotros es muy importante que el CFMAB cuente con una biblioteca, ya que proporciona más herramientas a los maestros que imparten clases y los alumnos. El acervo que regresa consta de más de ocho mil ejemplares y esperamos que a quienes les interesa la fotografía visiten próximamente las salas de exposición, la biblioteca, el cuarto oscuro y la tienda, ahora todo en la misma sede”, expresó López Ellitsgaard.