Oaxaqueños piden seguir con medidas sanitarias para evitar aumento de contagios

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, el pasado 13 de julio de 2021, declaró que México llevaba cuatro semanas inmerso en la tercera ola de contagios de COVID-19; en Oaxaca, la situación no es diferente.

En el estado, un sector de la población realiza sus actividades de manera “normal” e incluso los domingos salen a pasear en familia, lo que fue criticado por personas entrevistadas por NOTICIAS Voz e Imagen de Oaxaca.

Tercera ola, una realidad en Oaxaca

El pasado 16 de julio de 2021, tres días después de las declaraciones de Hugo López Gatell, el titular de los Servicios de Salud de Oaxaca, Juan Carlos Márquez Heine, informó que en la entidad ya está presente la tercera ola del SARS-CoV-2.

Márquez Heine pidió a la población oaxaqueña reforzar las medidas de mitigación y prevención. Además, informó que la población más afectada es la que corresponde al segmento de los 30 a los 50 años de edad.

El funcionario estatal exhortó a las autoridades municipales a restringir la movilidad y evitar las aglomeraciones.

 

Ciudadanos critican salidas de paseo

Evangelina, una persona de la tercera edad, afirma que “es responsabilidad de todos evitar el aumento de casos. No sirve si yo me cuido, pero si alguien más de mi familia, no tiene conciencia, no sirve”.

Afirmó que se enteró de la llegada de la tercera ola de casos gracias a los medios de comunicación. “Noticias, en las noticias fue como me enteré. Pues la verdad es que tenemos que cuidarnos y eso que ya nos vacunaron”.

“A las personas que realizan su vida de manera normal, yo les diría que tengan cuidado, que piensen en lo que puede pasar, porque ya hemos visto que esto del COVID-19, uno nunca sabe, es mejor cuidarse”, expresó.

Por su parte, Néstor, habitante también de la capital oaxaqueña, consideró que las y los ciudadanos que no siguen las medidas sanitarias, infringen el compromiso social de velar por el bienestar de la población.

“No importa si ellos se hacen daño a si mismos, el problema es que pueden contagiar el COVID sin darse cuenta, tal vez a organismos cuya respuesta, pues no es buena; entonces ahí es donde deben tener cuidado”, aseguró.

Carlos, joven oaxaqueño, afirmó que el riesgo es menor para este sector de la población. “A nosotros los jóvenes no nos afecta tan fuerte, pero pues de todos modos debemos cuidarnos, tener precaución”, declaró.

 

Presas de Huayápam retan al COVID-19

Las personas entrevistadas coincidieron en decir que si bien el Centro Histórico se encuentra lleno de gente, lo mismo ocurre en los municipios conurbados, en donde un segmento de la ciudadanía realiza los tradicionales paseos dominicales con la familia.

El pasado 17 de julio, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, informó que ante el alza en la tasa de contagios de SARS-CoV-2, pidió al Consejo de Salubridad Federal, que la entidad pasara a la fase amarilla del semáforo epidemiológico.

Carlos, ciudadano, aseguró que la población debería cuidarse y no acudir a recrearse, pues existe el riesgo de que aumenten los contagios. Afirmó que no es justo que unos se cuiden y otros no.

“En Huayápam está igual que en todos lados, lleno de gente y sin aplicarse las medidas de protección”, comentó.

Evangelina consideró necesario que las autoridades sancionen a las personas que no cumplen con las medidas sanitarias dictaminadas por los tres órdenes de gobierno.

A pregunta expresa, Néstor respondió: “Pues sí, como en Puerto Escondido, donde ya te encierran, pero ni aún así la gente entiende. ¿Qué le vamos a hacer?", exclama.