Falta de resultados en agresiones contra periodistas, una carta abierta de impunidad: Artículo 19

Leopoldo Maldonado, director de la oficina para México y Centroamérica de Artículo 19, en entrevista exclusiva para Noticias, Voz e Imagen, afirmó que si las autoridades no dan resultados en los casos de violencia en contra de periodistas, podría venir una escalada y un incremento en el número de agresiones, “porque los actores, tanto estatales como privados, encuentran que hay completa impunidad y que hay una carta abierta para poder seguir agrediendo a la prensa”. 

El panorama en Oaxaca 

Maldonado afirmó que el año pasado Oaxaca fue una de las cinco entidades con más agresiones en contra de la prensa “y en donde estamos viendo también que hay un número importante de asesinatos cometidos en contra de periodistas en el estado, entonces si nos preocupa mucho; en Oaxaca se ha venido incrementando en los últimos años mucho la violencia contra la prensa, principalmente por actores estatales”. 

Informó que durante el año 2020 se registraron 44 agresiones contra periodistas en el territorio estatal, lo que representa un punto de preocupación. “Es un punto que debe de prender las luces de alerta desde hace tiempo por parte de las autoridades locales”, declaró. 

Aseguró que las agresiones en Oaxaca tienen que ver con las disputas políticas, violencia política, cacicazgos y el ejercicio del poder en diversas regiones de la entidad. Además, aseveró que las agresiones contra reporteras y reporteros han aumentado debido a los temas que se ventilan, “actos ilegales en general y que evidentemente hay una completa omisión del Estado para prevenirlo y que más bien se interpreta como un permiso para agredir”. 

El periodismo, una profesión de riesgo

El director de la oficina para México y Centroamérica de Artículo 19 aseveró que la violencia en contra de las y los periodistas se ha incrementado de forma permanente. Indicó que el 2020 fue el año más violento del que exista registro en cantidad de agresiones, con un total de 692 ejercicios de violencia, lo que representa una cada 13 horas. 

Destacó que el 50 por ciento de las agresiones son cometidas por autoridades públicas, “este es, por mucho, el tipo de perpetrador de violencia contra la prensa que más comete agresiones, las autoridades”. 

En el caso de otros agresores de la prensa, como es el caso de la delincuencia, “muchas veces lo hacen con la connivencia o complicidad del Estado, entonces tenemos que el principal agresor de la prensa es el propio Estado y por eso es muy difícil que avancen las investigaciones, así como dejar la vida y la integridad de un periodista en riesgo en manos de policías”, exaltó. 

Aseguró que es un tema complicado pues “las autoridades se convierten en juez y parte cuando se cometen las agresiones; muchas veces hay complicidad, muchas veces hay participación de autoridades ya sea por acción o por omisión, en la violencia contra la prensa”, finalizó.